jueves, 3 de enero de 2008

El síndrome.

Tengo el síndrome. El síndrome del documentarista que quiere impedir que el león se zampe a la cebra. Lo tengo. Es esa necia vanidad de creerse Dios. Como si el hecho de estar observándolos detrás del mostrador me diera autoridad sobre ellos.
Tengo el síndrome, les digo. Más de una vez quise ir en puntitas de pie hasta aquella mujer y susurrarle al oído que no se conforme con él. O acercarle una servilleta a ese pibe con cara de tan poco vivido para que, cuando la abra, lea que la mina con la que está no lo ama, que lo está usando y que por unos instantes de placer pagará desvelos de dolor.
Pero sirvo café, vendo puchos y preservativos y contengo esta necia vanidad de creerme Dios. Aunque, seamos honestos, a veces el síndrome se encarna en algo más próximo y a la vez más cercano que Dios. Ella.
Ella.
Ella. No conozco su nombre. Apenas conozco su voz, y la sonrisa que las mortecinas luces de este barcito tienen el descaro de besar. Es petisa, de pelo largo, lacio y morocho, con unos ojos inquebrantablemente negros. Una piel tersa, firme, vestida por un enormemente apetecible, sutil y casi imperceptible vello dorado. La clase de mujer por la que vendería mi alma si ya no la hubiera vendido la última vez que le ganamos a los de Nacional.
Vino unas siete veces acá. Cuatro con el mismo tipo. Y tres flacos distintos luego. Todos pelotudos. Porque te das cuenta cuando alguien es un pelotudo. Por más que no lo escuches hablar. Te das cuenta. Cómo se sienta, cómo gesticula. Cómo sonríe. Cómo revuelve el café. Es más, cómo le pone azúcar al café. Mirá lo que te digo. Pero es así. Pelotudos todos.
Y ahí está ella ahora, revolviendo su cafecito, con una sonrisa a medias, como para mostrar algún interés en las pelotudeces que le está diciendo el pelotudo de turno, mientras ella pierde su mirada en la calle. Y yo quiero dejar de vender puchos y preservativos e ir hasta ella, tomarla de la mano y decirle que la amo.
Pero no. No. Se levantan los dos y mi atención se individualiza en mirarla. En recorrer su cuerpo entero. Esta puede ser, me digo, la última vez que la vea.
Vienen hacia mí. Mi corazón late, por más que ella no me mire. El pelotudo me dice algo. No lo entiendo. Mis sentidos están aturdidos por la belleza de esa mujer. Incluso siento su perfume. La puta madre. Quiero gritarle que la amo. De a poco se recuperan mis sentidos y siento el eco de lo que me pidió el pelotudo de turno.
–¿Texturados dijiste?- pregunto, por las dudas.
–Texturados, sí.
Agarro el paquete. Le doy los prservativos. Él me paga. Se van del barcito. Finjo pasar un trapito por el mostrador pero sólo cierro los ojos y busco desentenderme de la angustia de haberle vendido preservativos y me pierdo en el perfume de ella.

49 comentarios:

Donato dijo...

Perdón por la demora.

Sasha dijo...

La calidad del relato, hace que haya valido la pena esperar...
Un beso

Warren Schmidt dijo...

Estimado Donato (o Antonio por momentos):
Vale la pena vender el alma por ganarle al bolso? si tantas veces fue a su lugar de trabajo, por qué no pensar que volverá?
Paciencia y tendrá la oportunidad de manifestarle sus sentimientos, eso si: es clave buscar el momento y el lugar adecuado.
Me impresiona su prosa. Excelente post, excelente blog.
saludos.

Brida dijo...

En el perfume de ella...

me gusta esa frase.

Stella dijo...

Uh... ojalá algun día vaya sola!!

Y lo de que venderías tu alma, me hizo largar una carcajada!! ajajjaa

Lindo relato!!:)

flavia dijo...

no.
no.
no.
y no.
con ese síndrome que decís padecés, te va a pasar más de una vez lo mismo...
aguantate...la vida tambien está hecha de esas angustias...

Sofi dijo...

Ojo, no será una chica paga?
Digo, si siempre frencuenta el mismo lugar...

Me encanta como relatas. Siga asi nomas!!

Saludos
Sofi
volviendoalaspistas.blogspot.com

Mensajero dijo...

Ella elige,
Elige amante y decide dónde y cuando.
Es hora de que decida por ella.

yamilmatias dijo...

No todos somos dios, pero vos sabes lo que haces.. y sabes lo que no haces.. eso lo decidis vos.

Pero en fin la vida es asi.. Un dia va a ir sola, ese va a ser tu dia. Te lo aseguro.


SALUDOS!

Buda de nieve dijo...

Confieso , yo tambien creo que los pelotudos son los otros.

Berrysand dijo...

sigo sus palabras y me asombran con esa manera de describirme y adentrarme en tu mirada, como si yo ahora huelo el perfume, me pierdo, agarro los texturados y finjo pasar ese trapo...

saludos!!

Raskolnikov dijo...

Este es uno de los primeros blogs que leo y se parece a la literatura. Y es bastante raro.

o yo me pongo loco! dijo...

Muy bueno che! Te felicito por este blog.

Saludos
Oyom (una revista para leer antes y sobretodo después del pernocte)

HoneySelenita^^ dijo...

es como triste... sí, triste. es como cuando, sin querer y sin opción, haces que las cosas fluyan en tu contra y ya está! la haz cagado y se acaba la fantacia.
pero da lo mismo: es una bataclana



=)

Angie dijo...

es verdad todo eso??? Así sienten los hombres???

Decile algoooo y después vení y sé mi angel de la guarda!!! jajaja

Damián de Haedo dijo...

Si compra texturados es que necesita ayuda para hacerla gozar, así que no pierdas las esperanzas...
Gran relato.

Anónimo dijo...

xq la amas? la viste un par de veces nada más, no sabés nada de ella, xq la idealizás o sólo xq te gusta sufrir, xq es cómodo amar a alguien a quien probablemente nunca tengas q enfrentarte y escupirle lo q sentis, xq asi la culpa no es tuya, simplemente no se dió, encontrás placer en la angustia de ver como se va con otro y vos simplemente les provees los profilácticos? xq no hacés algo? si es simple, tanto más simple de lo q parece, xq te quedás con el trapito? xq?
tremendo soñador serás...

Leo_SCI dijo...

Donato, confirmame el dicho "Billetera mata galán" si es cierto. Creo que con lo que ves me lo podes confirmar o refutar.
Saludos!!

flavia dijo...

ay, donato, perdoname, pero sin tu autorización, te he agregado a mi lista de favoritos...

(igual, ya nadie pide permiso para nada, no?)

L@U dijo...

una cagada, pero aguanten los amores platónicos!!
Conformate un poco pensando en lo que dijo Damián de Haedo...
Besos!!

Ana Ortiz dijo...

Donato, cuando más te leo más me pareces a Wilfredo Rosas con otra profesión.
Buena literatura, capaz tratabas de escaparle al mismo personaje de siempre.
Bien!!

Wonder woman dijo...

Me encanta cómo describís lo que sentís por ella. Muy llano y carnal. Ojalá alguna vez un hombre pueda describir de esa manera lo que yo le despierto.
La amás sin razones, porque el amor no conoce razones. Y estás celoso por lo que supone la compra de preservativos! Buenísimo.
Gracias por pasar fielmente por mi blog.

La Flor de la Mafia dijo...

cuanto sentimiento hay en lo que contas,cuanta descripcion de la mujer amada y de sus acompa#antes.
Laproxima vez qu eella llegue a tu refugio,dejale saber algo de vos,dale un gui#o,regalale un momento que le ilumine la sonrisa
Suerte!

Mar dijo...

excelente relato... soy nueva en esto...Seguiré pasando.

Isa dijo...

Bueno, pasando por aquí y leyendo los comentarios, puedo decir, que no confundas el amor con la simple atracción. Lo segundo pasa aunque se empecine por un tiempo y haga sufrir. Lo primero, el amor, perdura.
Dios te bendiga.

Fer dijo...

¿Qué sería del mundo civilizado sin el androide de visera con nos vende los puchos, el cafe, los preservativos?
Downsides: el acné y la cara de orto de la gordita que hace el turno de las 18.
Upsides: Siempre puede uno fantasear líbremente con la gordita mientras compra los preservativos y los benson.

Smarty Pants dijo...

Qué angustia saber que se va con otro...!

Donato dijo...

Muchas gracias a todos por la buena onda. Buen fin de semana.

luc dijo...

Dí una recorrida por el blog y ya se me escaparan varias risotadas, lo estaré chequeando.
Muy bueno!
saludos

Paloma dijo...

y... tenía que pasar. alguna "ella", digo. iba a pasar. ¡encima texturados! un garrón. pero literariamente valió la pena. este blog me re cabe. te invito al mío cuando quieras que pasaste una vez en tu época de campaña pero no te volvimos a ver por el barrio.
beso!
buen fin de semana para vos también

humanoide dijo...

vos sos de los que se confunden lo real con lo imaginario ?

Y quien no lo es ?

Esteban dijo...

Bueno, aunque sea ganaste un dato de psicópata maníaco espía y psicópata de nuevo por una mujer:
Le gustan texturados.

borregata dijo...

Que buen post, así que esto haces antes del pernocte. Me gustó el relato, este también tiene cierto aroma que...

SUSANA dijo...

Donato: usted no ve gente, ve almas.

Excelente sitio.

Leo Villano dijo...

Notable.

La verdad que estos relatos están barbaros.

Nunca me imaginé que podrías ver tantas cosas atendiendo el barcito de una YPF, jajaja




Me alegro que te haya gustado el ultimo video que subí (ese es el objetivo, despues de todo), y espero que tambien te copen los sucesivos que vaya subiendo.



Saludosssss

amstel dijo...

estan muy buenas las historias. Ahora, hay algo que no entiendo: que pasa a las 4? a esa hora son mas baratos los telos en buenos aires, o algo asi?
Saludos

L@U dijo...

Amstel, a partir de las 4 empieza el pernocte, por un pequeña diferencia te podes quedar a dormir, sino te cobran por turno

amstel dijo...

gracias l@u!

La Reina de Marte dijo...

la puta madre que bien escribis...
pude ver todas las imagenes ja
muy bien che, te felicito!

Cecilia dijo...

Me gusto mucho el relato pero, como comentaron más arriba, me hace acordar a otro señor que pasa sus días en una oficina con seres odiosos excepto por una hermosa recepcionista.

Así que ojo! Esta buena la idea del blog pero es necesario que se imponga el estilo "Donato".

SAludos (si, soy de los locos que se meten a ver actualizaciones los días de fin de semana)

La Dueña dijo...

Estaba esperando el realato, pero valió la pena. Hermoso!! Me hace acordar a una canción Ismael Serrano que cuenta una historia parecida.
Te felicito, besos!

Mentalmente estúpida dijo...

Tienen razón, tal vez es una chica paga... pero también estás vos quien podes hacerla cambiar de opinión de lo que hace.
Tirate a la vida, al menos sabrás que lo has intentado.

¡Besitos! Me gusta tu blog!

Novia de América dijo...

Si sólo es un relato, es buenísimo.

Si es verdad, vas a sufrir como perro. Inevitablemente...

Naimad dijo...

Buena historia y mejor el blog. Lo lei todo ya. La forma, ese valor agregado que le ponés a las historias ajenas... si, como dicen muchos, es muy parecida a la forma de escribir de Wilfredo. Me chupa un huevo, el blog, las historias y tu forma de contarlas están buenas. Me sumo la lote de lectores. abrazo

Jean Paul dijo...

Dura, fuerte. Real. Sensible.
Che, escribis muy muy bien.

Tenés estilo.
¿Trabajas o trabajaste en una estación de servicio? Que te sirva como excusa para escribir porque insisto en que lo hacés muy bien.

Celes dijo...

Si esa chica supiera lo bien que escribís y que escribiste sobre ella, se enamora

Yo lo haría
Porque me topo con pelotudos también jaja

Saludos!

Lu dijo...

Donato querido: sos un hipnotizador con tus escritos! me hipnotizás. Me encantaria que publiques. Pensar que si no hubieses hecho alusion a mis ravioles jamas hubiera conocido la genialidad de tus relatos.... No dejes de escribir!!! es un placer leerte

Solanye dijo...

Me leì todo su blog y lleguè por recomendacion de una amiga que ahora amo más. Dicho esto, procedo a amenazarle con que le visitaré seguido, muy seguido. Téngame miedo,además he empezado a amarle(y si, soy asquerosamente fácil de andar amando por ahí) Un placer cuasi orgásmico leerle.

nennella dijo...

no sé.. yo soy de esa clase de gente que fuerza situaciones.. sí.. a veces para peor..

Leí por arriba que es mejor quedarse con la angustia.. no es lo mío..

Y es una lotería...