domingo, 30 de diciembre de 2007

Sólo.

La voz de una mujer despunta entre los bostezos, las cucharitas que golpean contra las tazas de café y el tic tac del reloj que viste todas las miradas del lugar. –Sos un asco.- opina ella.
El hombre se incorpora en la silla. –¿Un asco yo?- se indigna- ¡Claro, claro…! Yo soy un asco. Claro. El asco soy yo.- repite, cambiando el orden de la frase al no saber qué responder pero al encontrarse en la necesidad de decir algo.
–Sí, un asco.- insiste la mujer.
El hombre golpea a la mesa con un sobrecito de azúcar mientras busca las palabras adecuadas. –Claro, claro… yo, un asco.- reitera, infértil en inspiración.
–Sí, vos. ¿O ahora me vas a decir que soy yo?
Él deja el sobrecito con los otros. –¿Y qué querés que te diga…? Si a vos nada te calienta.- retruca.
Ella lleva una mano a su cuello para agarrar al grito antes que se le escape. Logra atraparlo entre sus dedos cuando ya estaba a punto de estallar en insultos en su garganta. Desliza su mano por el cuello, hacia abajo, hasta su pecho, y, desde ahí, habiendo atrapado al grito entre sus costillas, deja la mano sobre la mesa. Suspira, diplomática. –Es que a vos se te ocurre cada cosa…
Él vuelve a agarrar el sobrecito de azúcar. –¿Cómo qué?- pregunta mientras golpea con el mismo a la mesa- A ver… Decíme. ¿Cómo qué?
–Como lo de los dedos.- individualiza ella.
Frunce el ceño. –¿Qué dedos?
–Los dedos. De mandarme un mensajito de texto diciéndome que todavía sentís mi olor en tus dedos.
El hombre estrangula al sobrecito de azúcar en su mano. –¿Y qué? Medio mundo hace eso. ¿O no te parece, no sé, caliente, íntimo, no sé, que yo esté con—
–Es un asco.- interrumpe ella- Me mandás el mensajito una semana después de haber tenido sexo. ¿No te lavás las manos…? ¿O insinuás que tengo mucho olor?
Él sonríe. –Pero—
–Pero nada.- apura ella- O meterme la mano entre las piernas sin siquiera besarme el cuello o decirme chanchadas de la nada y esperar que yo me caliente con eso. Y no. No. Tenés que entender que cada cuerpo tiene su lenguaje.
El hombre aprieta el sobrecito de azúcar. –¿Y qué te dice tu lenguaje?
Gira hacia el reloj. –Que para estar a las cuatro menos cuarto en el barcito de una YPF con vos estoy desesperada.
El hombre deja el asesinado sobrecito de azúcar con los otros y se levanta. –Bueno, vamos entonces.- resigna.
–¿A dónde?- dice la mujer.
–Te llevo a tu casa.
La mujer, aún sentada, lo agarra de la mano. –Seamos honestos. Los dos estamos desesperados. Ya casi son las cuatro.
El hombre asiente con la cabeza. –¿Qué proponés?
–No hablar y sólo gemir.

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buena narración!!! Parece q estuviera ahi ...

amartel dijo...

linda filosofia de vida la ultima frase, eh?
es genial reconocerse desesperado

Stella dijo...

ajajaja esto es maravilloso!
La mina le estuvo protestando vaya uno a saber cuánto tiempo, para volver a caer en lo mismo!
Las minas somos muchas veces así...maravillosas!!
juuaaaaaaa

Esteban dijo...

Carajo !

Es muy bueno !

Warren Schmidt dijo...

demasiada sinceridad... Donato, nadie merece escuchar estás cosas, pero lo supiste capitalizar de una manera ultra positiva.
PS: me encanta tu prosa, por momentos, me recuerda a Dal Masetto, hay alguna influencia?

Donato dijo...

Señor Warren Schmidt, me dijiste una de las cosas más lindas que alguna vez me hayan dicho. Muchísimas gracias. Me gusta mucho Dal Masetto. En especial en "Oscuramente fuerte es la vida" y en las imperdibles "Siempre es difícil volver a casa" y su genial continuación "Bosque."
Gracias, Warren, gracias...
De la emoción se me cayó una lágrima. El café, digo. Un enchastre hice.

indudable mente dijo...

"No hablar y sólo gemir."
Genial. Hay confusiones a la hora de hablar pero nunca a la hora de gemir. Genial.

Wonder woman dijo...

Todavía mejor que el primer texto.
La frase "Los dos estamos desesperados" desborda patetismo y soledad.
Excelente.

flavia dijo...

me imagino el piso, como quedó después de tanta puñalada...

(casi me olvido que actualizabas hoy!!!)

katza dijo...

Son tan realistas que me dan ganas de no garchar nunca mas con tal de no perder la dignidad.Todas las minas descriptas se me antojan gordas pacatas - y pateticas- y los chabones bananas de los cincuenta.
Muy bueno el blog Donato.
Answer: ¿tu donde garchas?¿tambien esperas el pernocte?
Salud
Katza

La Mamma dijo...

Cuantos sacrificios hacemos con el solo proposito de recibir aunque sea unos vagos minutos de amor, cariño, afecto o tan solo sexo... quien no se ha resignado a una de estas situaciones en que piensa el famoso "y bueno, es lo que hay!"... a veces (muchas veces) no nos damos cuenta de que sucumbimos ante ciertas "atrocidades" perfectamente evitables solamente porque no nos damos el suficiente credito y a su vez vivimos criticamos otras formas de ser sin dar aceptacion o cabida a otras personas por gordas, feas, o porque tiene un lunar en la nariz que parece un moco constante e inamovibe.... ironico no?

Ana Ortiz dijo...

Donato, tenes una excelente prosa para describir los sentimientos humanos. Con palabras simples pudiste pintar la "soledad" y "desesperación" de dos seres que ven correr la noche y no encuentran el amor en donde ahogarse y prefieren resginarse y acompañarse con sexo.
Buen 2008!!

La Dueña dijo...

Donato!!! espectacular, algo repetido pero que se le va hacer! están cierto lo que decia esa mujer! cuantas veces necesitamos otra cosa las mujeres antes que el dedo ahí! No es que sea hipócrita...creo que los dos como decía ella están conscientes a que va, pero hijo!! un poco de juego erótico antes no viene nada mal a nadie!! (sera mi inconsciente el que escribe y me estoy deschabando?)
Bueno 2008, que venga llenos de relatos como estos, te sigo leyendo !!

Pescáu dijo...

No se si será un halago, pero tus textos me hacen acordar a los de Washington Cucurto, pero un poco menos crudos.
Eso quiere decir que me gustan mucho, eh.

¡Un abrazo de Pescáu!

Sasha dijo...

Él quiere sexo, ella en el fondo quiere amor... entonces le da sexo pero espera en el fondo que en algún momento se enamore, y cambie un par de dedos traviesos por un ramo de flores...
Mujeres que no encuentran lo que buscan y pretenden convertir al sapo en príncipe.
Excelente relato, nos estamos leyendo.
Un beso

Damián de Haedo dijo...

Una vez más, un relato simple y bien narrado. Excelente detallismo para gestos y palabras. Te felicito. Y Feliz Año!

Horacio David Araya dijo...

jjojoojojo
q interesante ese pekeño relato
la verdad q no conozco muchos
blog's asi q es hora de ir
haciendo amistades(?)
dx


feliz año y nada
q viva la pepaaaa





Atte. HHH

ANIMAL dijo...

Son todas iguales!

Leo_SCI dijo...

Impresionante narración. Te estoy creyendo eso de "haberlo visto todo".
Bastante groncho en tipo y la mina si lo busca no se queda atrás.
Saludos!!!

Angie dijo...

jajajaja q soledad es esa.... pobres... van a buscar sexo para entretenerse un rato pero van a despertarse y así van a estar: más solos y desesperados

katza dijo...

Che Sasha, no seas ingenuo: a las mujeres, despues de algunos años (y cada vez son menos) no nos interesa enamorar a nadie, solo nos gusta coger, porque si, a veces porque esta bueno, y otras solo por descarga.No creas todo lo que lees en las revistas.
los dos mitos : que sin amor no cogemos y que somos fieles-.Ninguna de estas cosas son ciertas.
Salud

Peile dijo...

esto esta buenisimo!!!
aunque me queda dando vueltas que parece mas una escena de ficcion que realidad..
saludos!

Janis but not Joplin dijo...

Adhiero,Katza,es que pensarán que sólo son ellos los que tienen derecho,es que en el fondo quieren la Susanita y la mamá,toooooooooodos absolutamente.
La loca la quieren,pero no en la casa.
Ah! Y también somos infieles,claro.

Anónimo dijo...

hola donato, si te cruzás con wilfredo decile que se ponga las pilas y postee algo que nos estamos muriendo de angustia..., además ahora no se puede ni leer los comentarios ni comentar en el otro blog... me mata no saber que pasa...

DEYANIRA dijo...

BRILLANTE...

¿QUÉ LOCO NO?
CADA UNO CON SU ESTILO Y DESDE SU PERSONAL PUNTO DE VISTA...TODOS NOS REFERIMOS A LA SOLEDAD Y EL VACÍO INFINITO...

AHORA...


ME QUEDÉ PENSANDO...


¡QUÉ BRUTO EL TIPO!...DIGO, POR LO DE LOS DEDOS.

yamilmatias dijo...

me gusta como lo narras! quizás una historia así escrita por otra persona no seria lo mismo...
me gusta tu estilo...
pero... es verdad! quien nunca dijo algo así... no todos son tan fríos!

Esteban dijo...

Ya es jueves, ¿Y EL ¿cuento? DE AYERRR?!?!

Paloma dijo...

BUENÍSIMO!
Realmente buenísimo.

Oliendo Vida dijo...

Y luego usted me dice q lo q yo escribo es pasional...

M encanto eso de que todavia siente el olor en sus dedos, claro la interpretación de ella fue terrible, pero al imaginar la situación se me escarapela el cuerpo enterito...

Un beso enorme y esto stá bueno!

Novia de América dijo...

bien por ella, al final (que es lo que cuenta) fue sincera.

Es tremendamente calentador que te manden mensajes de "ese" estilo. "Todavía tengo tu olor en mi boca". Yo me derrito ante esas cosas. Pero se me va la excitación a la mierda si me hacen esperar en un bar para que sean las 2 o las 4.

Celes dijo...

Es que las mujeres no aprenden

Me incluyo

Amén

anonima dijo...

amo tu blog
es super adictivo

Silvina dijo...

ahh pero qué mina histérica por dios jajajaa


saludoss donatoo!