viernes, 4 de abril de 2008

La puerta del bar que se abre

No he muerto. Tan sólo he ido al Infierno.
En el trabajo dije que me encontraba enfermo ya que dudo me dieran unos días por esta excusa metafísica. Luego de cortar el teléfono con semejante mentira, descendí por las escaleras de la línea E del subte que conducen al Abismo.
Una vez ahí, busqué al Diablo. Él me recibió, cordial, en su oficia. Me senté. Me sonrió. –¿Qué puedo ofrecerte, Donato?
Mi vocecita temió salir. –Hay una mujer.
Sus labios se replegaron. –Siempre la hay.- dijo, apacible. Prendió su pipa y me señaló con ella. –La de pastillitas de frutilla.
–Cecilia.- individualicé.
Él asintió con la cabeza. –Cecilia.
Respiré profundo y me animé a ser cursi ante el Diablo. –Esa mujer carnavalea por todo mi cuerpo, aunque lo ignora.
Abrió la boca sin pronunciar palabra alguna. Tan sólo un ballet gris emergió de la misma, danzando lánguidamente antes de entregarse al olvido. Sonrió. –El mundo está poblado de carnavales ignorados.
–Mi deseo no es original pero es auténtico.
Él aceptó asintiendo con la cabeza. –Y ella, Cecilia, si no me equivoco, hace bastante que no se aparece por el barcito de la estación de servicio.
–Exacto. Me desangro en su ausencia.- confesé, ferviente en mi empresa de ser cursi ante la oscuridad.
El Diablo le dio una pitada a su pipa y me recorrió haraganamente con la mirada. –Donato, tenés en claro que soy Lucifer, la voz de Dios. No puedo poner palabras mías en bocas ajenas. Aunque todos hacen eso conmigo.
Me rasqué la ceja, confundido. –¿Cómo?
Resopló, algo malhumorado. –¿Descendiste hasta acá para contarme que Cecilia no frecuenta el bar o para hacerme un trato?
–Un trato, un trato.- apuré, avergonzado por mi confusión.
Él asintió con la cabeza. –A eso me refería. ¿Por qué no me contás qué querés?
Entrelacé mis dedos. –Bueno… Es que me desangro en su ausencia y, como dije, mi deseo no es original pero es auténtico.- balbuceé, disculpándome de antemano.
–Querés el amor de ella a cambio de tu alma.- se adelantó.
Negué con la cabeza. –No, no. Sería muy facilista y egoísta de mi parte.- retruqué- Quiero que vuelva, al menos, una vez más al bar.
Él le dio una pitada a su pipa y, nuevamente, un ballet gris danzó entre nuestras miradas. –¿Y a cambio qué ofrecés?
–Lo más preciado que tengo: el recuerdo de ella.
El Diablo se echó atrás en su sillón. –Mucha gente escribe poesía. Pocos la entienden. Menos la viven.- observó, con un tono casi paternal.
–¿Es un trato justo?
Sonrió. –Es un trato hermoso.
Estrechamos nuestras manos. Firmé unos papeles. Y subí por las escaleritas de la línea E del subte que conducen a la ciudad.
Ya lo puedo sentir. De a poco me abandona el carnaval. De a poco dejaré de desangrarme en su ausencia. Di todo para verla otra vez. Aunque sea como la vez primera.
Mientras su recuerdo me huye, busco en el mostrador del barcito y agarro un papel y una lapicera. Un carnaval ignorado no es carnaval, escribo. Miro el papel. Un carnaval ignorado no es carnaval, está escrito. Lo debo haber garabateado antes de faltar estos últimos días. Me digo que me gusta la frase. La pego en un costado y giro hacia la puerta del bar que se abre.

61 comentarios:

Emiliano dijo...

Copado Lucifer, ahora borra la memoria de los enamorados infelices? que lo moviliza a eso?
Me gusto la historia Donato! A ver q pasa de ahora en adelante...

Estrella dijo...

¿Continuará...?

Eclipse dijo...

DEBE continuar....
yo no sé qué hace, sr. donato, trabajando en el barcito. quizás debería pedirle a lucifer el triunfo universal de sus relatos a cambio del recuerdo de su amada.
yo lo apoyo.

Anónimo dijo...

Flaco eso fue increiblemente hermoso....

Mar dijo...

una dulzura.

Donato dijo...

La próxima actualización va a ser el miércoles que viene y, a partir de ahí, espero volver a la rutina.

Anónimo dijo...

noooooooooooooooooo noooooooooooooooooo
no puede haber tanta maldad! no nos dejes asi!
nooooooooooo!
Diablos!

Erranteazul dijo...

Encontrarse con el Diablo, aunque se diga lo contrario, es absolutamente sensacional, sea para hacer un trato tan sincero como el tuyo, sea pa patalear antes de que nos achicharremos. y de hecho, como él mismo te dijo, fue un trato justo. Lo único que ni él ni vos tomaron en cuenta es que Cecilia, Cecilia, la que yo imagino y creo conocer...
es harina de otro costal.

Chida historia...¿final feliz?

Leelee Melody dijo...

como Eterno resplandor de una mente sin recuerdos...
yo ya me desesperaba porque no volvias a escribir.

Graciela dijo...

excelente el ballet gris.... mis respetos

no tan iguales dijo...

Si el recuerdo te abandona para siempre, ya no recordarás el amor que por ella sentía, ni a ella... ¿Estás seguro de que es un buen trato?

Ro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ro dijo...

Es un trato genial, como la narrativa. ¿Pero no recomienza el carnaval ignorado desde el momento en que ella regresa al bar?

Anónimo dijo...

q lindo...

Antonio Norbano dijo...

¿Cuándo llegará el día en que los españoles seamos capces de expresarnos la mitad de bien que lo hacen los argentinos? Tienes una página genial, gracias por habérmela dado a conocer, yo también te he enlazado.
Por cierto, a mí el demonio me enamoró de una chica que también se llama Cecilia, y de eso hace ya casi cinco años.
Un abrazo!
ANTONIO

PRINCESA DE LA LOCURA dijo...

Lo bueno se hace esperar--...o no?

Inquietante, oscuro y precioso...mucha melodia de trasfondo...me apasiono.

Estrellina dijo...

Me das la direccion de Lucifer??
Digo... yo tambien tengo un carnaval importante, y creo que deberia negociarlo.

Estrellina dijo...

Me das la direccion de Lucifer??
Digo... yo tambien tengo un carnaval importante, y creo que deberia negociarlo.

Cecilia Fernandez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cecilia Fernandez dijo...

Se ve que te pegó mal mi tocaya. Es increíble Donato como las almas buscan incansablemente el equilibrio. Cuando algo o alguien nos falta el mundo se derrumba, es como una casita de naipes se destruye como si nada,se desprende de su base culpa del estruendoso latir de nuestras entrañas... y duele... muy lindo el relato, pero no vendas ese recuerdo!=P.

lucila dijo...

G-E-N-I-O
Es hermoso lo que escribiste, nada más que decir.

Celes dijo...

Qué loco esto: estaba recordando tus historias ayer, y pensé: Qué habrá pasado con la chica que iba a comprar pastillas?
Ya hora venís con esto
Parece que el diablo borró tus recuerdos... y me los pasó a mi

Excelente relato, me encantó

Lorelay dijo...

Donde encontraré a Lucifer?, yo tambien quisiera negociar un recuerdo...

Me encantó tu historia...continuara?

Besitos

Lore

Sil.* dijo...

Qué te puedo decir? Está más que claro que hay amor en ese corazón.
Ahora, y entre nosotros, la próxima vez que veas al mismo diablo, pedile algo mas jugoso che!! Jugátela!!

Besos
Sil

Anónimo dijo...

pero... pero... en realidad, obtuviste dos cosas, en vez de dar algo a cambio, olvidar el amor que tortura es una gracia, no un pago.

Leslie dijo...

"verla por ultima vez a cambio del recuerdo de ella".... simplemente HERMOSO!!!...
Pase por aqui hoy, y pasare muy frecuentemente...
un saludo!!!

Raul Ezequiel dijo...

Donato se te extrañaba demasiado... y cuando volves le das una vuelta de tuerca impresionante a todo...

Sos un grande.

Un abrazo

Ludwig dijo...

Quizás, al regresar al barcito, Cecilia iba acompañada de un hombre, con quien esperó a que fuera la hora, mientras Donato se consumía, viéndola con esa compañía.
La debía amar mucho porqué, poco a poco, al observar los ojos de ella que reflejaban la felicidad de estar con aquel hombre, el corazón de Donato dejó de consumirse y se llenó de alegría, ya que deseaba lo mejor para ella.

Me encantó tu escrito.

Luis

Benjuí dijo...

¿Estás seguro de que ganas algo con ese gambito?

soy histerica y que ? dijo...

jaja, sos un capo Donato, no me voy a cansar nunca de decirtelo, escribis muy muy bien, y en atrapado en esta ofiicina tb, hace poco empece a leerlo.

GUarda el papelito, algún día el destino hace que entendamos esas frases olvidadas pero registradas por alguna razón extraña en algún extraño lugar ;)

L@U dijo...

Impecable! me encantó =)

LadyinBlack dijo...

A veces, la desesperación es tan grande, que nos permitimos olvidarnos de aquellas cosas que nos llenan la vida...
Me encantó, realmente...
Besos!

Rossana dijo...

Vengo leo y a veces no comento, pero te estoy siguiendo siempre. Esta vez tengo que hablar porque este relato fue espectacular! Sos de esos pocos tipos que uno lee aunque no reciba tus visitas. Esa situación es el claro termómetro de tu calidad de escritor. Y si publicás, seguro serías de esos que uno va a buscar a las librerías en lugar de pedir el libro prestado a los amigos.
Dirijo un grupo de teatro de jóvenes( entre 15 y 21). Me gustaría saber si te molestaría que trabajáramos con la historia de Cecilia y Donato. Y también con la viejita de las flores. Es una creación colectiva con aportes de los jóvenes, sobre un eje: las pérdidas. De nuevo, mis calurosas felicitaciones.

MissP dijo...

Brillante, no sé qué hace Cecilia que no registra un tipo como vos...

Nadie dijo...

Y yo que le pedía a Santa Rita!!!

nennella dijo...

Por favor, dame la dirección exacta! Muero por un face to face con Lucifer!!!!!!!!!! No sé si para establecer algún trato, pero muero por conocerlo!

Tatán dijo...

Groso pibe, muy groso. Sos de lo mejor que se puede leer por estos espacios.

Leila dijo...

Gracias por volver de los infiernos Donato! Te extrañamos!

"Un carnaval ignorado no es carnaval", Ud. lo ha dicho!

Besos!

lanocheeslapropicia.blogspot.com

Adry dijo...

Hola Donato!!!

Yo me uno... tiene que continuar... es una historia genial... me atraparon tantas imágenes... "la excusa metafísica" me parti de risa... "el mundo está poblado de carnavales ignorados" me gusta mucho más que la vuelta que le diste al final ; )y que se yo... no sigo...

Pasaré a leerte...

Dime que abrá segunda parte...

Un abrazo

Silvina dijo...

Iujuuuuu volviste!

Max dijo...

Excelente, que bueno volver a leerte después de tanto tiempo

El Elegido dijo...

Muy buena historia, es muy bueno volver a leer tus historias despues de tanto tiempo

Anónimo dijo...

Soy asiduo lector de miles de blogs...
Pero ese post/entrada, ha sido una de las mejores que he leido.

Comparable con casciari por lo bueno.

Donato dijo...

¡Muchas gracias a todos por la buena onda!

Fede y mamá Jesi dijo...

Hola!! gracias por tu mensaje! Me sorprende que te gusten los links, no parecen muy de tu target! JA! te voy a seguir leyendo :)

Toucher dijo...

Escribís de Puta Madre.

Me atrapó el relato. De principio a fin.

Felicitaciones.

Puta se nace dijo...

Gracias por tus palabras.

Ana dijo...

Sé que es un comentario cliché, pero es sincero: me gusta mucho como escribís.
Me hacés acordar mucho a Dolina.

Buemh, voy a seguirte leyendo
Saludos!

Chechu del viejo San Telmo dijo...

"carnavalea por todo mi cuerpo" frase tan maravillosa como explícita, al menos a mi sentir...

Continuará? me pregunto... o habrá sido una bella fantasía construída a base de recuerdos que, al borrarse, desaparece?

Anónimo dijo...

you rock, man

Anónimo dijo...

you rock, man

FAS dijo...

me ha encantado... fascinante. Seguro que estamos todos esperando como agua en mayo la próxima, a ver cómo sigue. Espero que llegue pronto.
Mi blog también es de lectura, así que si no te importa, voy a poner tu link, para que mi gente pueda conocerte y disfruzarte.

Onirica dijo...

tendrias que publicar un libro con tus post favoritos... yo lo compraria!!!

Mar dijo...

actualización!!!! por favoooor

ana dijo...

muy conveniente
ese trato hermoso.

Gaviota dijo...

Qué bonita historia!
qué lastima que tuviera que canjear su recuerdo, creo que los recuerdos son fantasmas que siempre nos persiguen, aunque uno finalmente decide hasta donde llega el poder de esos fantasmas.
Me alegra leert, dsps de tanto tiempo.
Saludos saturnianos!
Que tengas un super fin de semana y una super semana!
=)

Lu dijo...

NADA QUE DECIR QUE NO TE HAYAN DICHO YA, ADIERO A TODAS LAS VERDADES QUE DIJERON DE TU RELATO.

QUIERO COMPRAR TU LIBRO...

BESOS Y EXITOS!!!!!!

adivinador dijo...

Es un trato en el que entrega sus recuerdos , confìa que volverà a enamorarse.

Sabe que ella volverà - porque eso es lo que le da el diablo - y no le importa olvidarla, porque si la vuelve a ver todo serà igual, piensa , muerto de amor.

El diablo se queda con la memoria del amor, y despuès verà. Por ahora se quedò con todo.

Està bueno. Todos soñamos con alguien que nos ame tanto.

Silvina dijo...

Donato Where are u???

seguidora dijo...

Donato, ¡qué buen diálogo!
"...Hay una mujer.
Sus labios se replegaron. –Siempre la hay.- dijo, apacible. Prendió su pipa y me señaló con ella..." "...- confesé, ferviente en mi empresa de ser cursi ante la oscuridad."
"...El Diablo se echó atrás en su sillón. –Mucha gente escribe poesía. Pocos la entienden. Menos la viven.- observó, con un tono casi paternal.
–¿Es un trato justo?
Sonrió. –Es un trato hermoso."
Y el resoplido malhumorado... Buenísimo todo.
Reitero la pregunta de Silvina...

Lalo Banegra dijo...

Durante un buen rato sentí celos de Cecilia.
Despues de pensarlo, me di cuenta que quiero ser Lucifer, siempre!!
Saludos desde Uruguay.