lunes, 14 de abril de 2008

En él, ella

Mis ojos vuelven a ella. Mi mirada se arrastra, una y otra vez, hacia esa mujer de sonrisa desgarradoramente dulce. Y, cada vez que lo hace, la noche se despereza entre mis costillas. Ella es como la luna que, al despuntar en el cielo, no sólo ilumina sino que erotiza a la oscuridad. Supongo que lo que siento en el pecho es la angustia de no besarla.
Aunque duele, y tiene el sabor a cuando uno tiene algo en la punta de la lengua. Esa sensación a represa constantemente en el instante previo a estallar.
Se para y viene caminando hacia el mostrador. Mi mundo se vuelve más y más angosto con cada paso que da hacia mí. Ella sonríe y es entonces cuando comprendo lo que es el dolor. Se acomoda un mechón de pelo detrás de la oreja y me pide unas pastillitas de frutilla. Se las doy y me pregunta cuánto están. Finjo buscar en una carpeta tan sólo para demorarme en su perfume. Le balbuceo, al fin, el precio y por dentro me estrangulo, gritándome que a una mujer tan cautivadora no se le dice algo tan anémico como unos simples números. No. Se le asegura que desnudaría al cielo de estrellas para hacerle un collar, que hurgaría en lo más profundo de los océanos para encontrar la más perfecta perla, que haría invariablemente la cucharita con ella haga frío o no.
Y es entonces cuando lo veo. Escrito en un papelito, en mi propia letra. Un carnaval ignorado no es carnaval. Respiro profundo y, cerrando los ojos, dejo que las palabras surjan. Dejo estallar la represa. Sin censura. Sin estrategia. Sin nada. –Podría amarte.- susurro, nervioso.
Ella sonríe. –¿Podrías amarme?- repite, divertida. Mira hacia atrás, hacia su pareja que bosteza aburrido en la mesa del barcito, para girar hacia mí. Me señala las pastillitas de frutilla y sonríe con una sonrisa que podría desterrar la noche más oscura. –¿Te acordás el bar que te dije la otra vez?- desliza, como si fuera un secreto.
Frunzo el ceño, confundido. –No. ¿Otra vez? ¿Cuál…?
–No te hagas.- dice- Te espero mañana ahí. Voy con una amiga, por si le querés decir a alguien.
Después de la represa colapsada otra represa aún más grande me circunscribe. Me siento estallar. –¿Qué bar?- insisto.
–Donato, si una no siente que persiste en el cuerpo, en la mente y en la piel del otro no vale la pena sentir.- postula, para girar hacia su pareja. Mientras camina hacia él agita en el aire las pastillas de frutilla.
Quiero gritar. Y desgarrarme en el grito. Pero respiro profundo y me digo que no va a haber noche a la cual treparse para robar estrellas. Ni océanos que hurgar. Habrá ciudad y, en ella, un bar y, en él, ella.

38 comentarios:

Raul Ezequiel dijo...

Donato querido, que manera de escribir, de sentir, de mostrar tantas cosas...

Festejo tu vuelta...

Un abrazo...

Vespertine dijo...

Donato, me siento identificado, como siempre. Por favor reemplaza un poco la palabra "fruncir", la he visto muy seguido. Solo eso, lo demás es simplemente infalible. Te sigo siguiendo.

Donato dijo...

Raúl Ezequiel,
Gracias.

Vespertine,
¿En serio? Está sólo una vez. Pero supongo que puede haber una multitud en uno. Gracias, de todas formas, por acercarme tu sugerencia.

eL_KoNdE dijo...

Y ahora? No pueden ser tantos bares, averigue pregunte... no puede perderla... Enfrentese al diablo de ser necesario.

Anónimo dijo...

Una sola palabra:
WWWWOOOOOOOOOWWWWWWWWWWWWWWW

Muchas gracias por volver...

Donato dijo...

Pero por favor, anónimo. Gracias a usted.

Mar dijo...

Cada vez más dulce ud, Sr Donato.
Debería hablar con Lucifer nuevamente...

Estrella dijo...

Casi un poeta, a pesar del otoño.
Muy buen relato de los estragos del amor.

Emiliano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emiliano dijo...

Donato, vos dijiste hace un tiempo
"El bar al cual había ido ella queda a treinta cuadras. Hay seis estaciones de servicio entre ahí y acá."
Es matematica pura. REVISA los bares de la zona y listo. No puede haber tantos bares por ahi.

Suerte! Queremos que concretes con Cecilia de una vez!

guadis! dijo...

Encontralaaa

Celes dijo...

Me encanta esta historia con la chica que compra pastillitas de frutilla

Me encanta cómo narras la historia, es muy tierno

Anónimo dijo...

emilianoi, no leiste el post anterior? el n orecuerda nada de ella
uy! pero se lo podemos recordar por aca!
recorda, donato, recotrda! lee psot anteriorws!"

Simbad dijo...

donato, por momentos, no se a quién estoy leyendo... a vos o a un tal dal masetto...
me encantaría poder usar esa frase: "un carnaval ignorado, no es carnaval"
un abrazo

Brida dijo...

mmm...esta cecilia no me gusta nada.

Recorda, Donato, q las musas no aceptan excusas (menos aun las musas con principios, pero sin finales)

un saludo, claro esta.

Brida dijo...

mmm...esta cecilia no me gusta nada.

Recorda, Donato, q las musas no aceptan excusas (menos aun las musas con principios, pero sin finales)

un saludo, claro esta.

Ely dijo...

El bar al cual había ido ella queda a treinta cuadras. Hay seis estaciones de servicio entre ahí y acá.

revisa tus apuntes, y entonces manda un ejercito de amigos, enemigos, vecinos, parientes, gente q te deba favores y todos a buscar esa noche. imposible is nothing.

Color dijo...

Me acuerdo muy bien que ella te había dicho que bar era..No tenés más demora...Tenés que ir allá

Festejo como muchos tu vuelta Donato

(((ele))) dijo...

...Me haces sentir q siempre es posible...me gustaría ser la "Cecilia" de alguien...y encontrar a mi "Donato"...no es tanto pedir no?gracias por la ilusión...

Rojo dijo...

Donato!, gracias por pasar por mi blog. Me gusta mucho esto que haces, alguien me habia contado de vos. A ver si me engancho...

Benjuí dijo...

Revisa tus post. Revisa tus borradores, tus agendas, tu memoria, tu sinmemoria, tus emociones.

Revisa, por Dios.

... O te veo andando toda la noche de barcito en barcito.

Benjuí dijo...

En cualquier caso, recuerda lo que pactaste con el diablo, para ver la manera de dar un rodeo a la promesa.

Beatriz Fernández dijo...

"Ella es como la luna que, al despuntar en el cielo, no sólo ilumina sino que erotiza a la oscuridad." Gran frase...

¿Los sueños pueden hacerse realidad? No lo sé, pero haz todo lo posible por que así sea...

saludos!

Luna Místika dijo...

y no te dan ganas como de buscarme a mí? dale! dale!
tiene razón don Sata: Mucha gente escribe poesía. Pocos la entienden. Menos la viven.

Leelee Melody dijo...

yo me estaba muriendo porque no volvias, gracias por volver!

Nori dijo...

es que tiene que encontrarla!!!

Me encanta como escribes... ojalá alguien sintiera alguna vez algo semejante por mí... ya no estoy segura de si me ha pasado o no...

besos!

Pandora & Zeuz dijo...

recibimos tu visita hace unos días.....hoy vinimos a pispear.. pero que manera de escribir!!!! más aún..que manera de sentir!!!!
emoción para las damas.... lección para los caballeros...
vamos a pispear todo el blog... se ve prometedor...
Saludos!!!!..y esperamos más visitas!!!!
PyZ

Tatán dijo...

Maestro!!!
Sos de lo que no hay, linda jugarreta te hizo el demonio, seguro que la mandó el. Ahora vas a tener que buscar en todos los bares que hay a la redonda. Yo por lo menos lo haría.

soy histerica y que ? dijo...

Donato, hermoso, hermoso, hermoso, tvia me agarrastenen un día medo bajón, y me senti dientificada con algunas palabras,

unn collar de estrellas

ay sos un romantico


besote

histerico

Silvina dijo...

Todo por culpa del diablo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Cecilia Fernandez dijo...

"Quiero gritar. Y desgarrarme en el grito. Pero respiro profundo y me digo que no va a haber noche a la cual treparse para robar estrellas. Ni océanos que hurgar. Habrá ciudad y, en ella, un bar y, en él, ella."

Me encantó donato... justo hoy que fue un día muy triste para mí, me llego mucho tu post. Me sentí muy identificada...Ojalá encuentres a tu Cecilia...Mis respetos para usted

Poliss dijo...

Suerte!

Wendy Kitty dijo...

me encanta como escribes :-o
me hipnotiza tus letras

Anónimo dijo...

Che Wil, que feo es saber que otro te está garchando a la mina que querés... y no podés hacer nada!!!!

Gache dijo...

cecilia fernandez, la verdad tu "chupamediez" se ha convertido en un apostolado... pensé que solo lo practicabas con Wil, veo que ahora con Donato también.. me surje una duda... en la vida te manejas así? que loco, no?

Donato, mira uno d tus post anteriores, ahi tenes referencias del bar. exitos!

SaluT, Gache

carla dijo...

y sí... hay q hacerse cargo de los pactos q se hacen... versión literaria de eterno resplandor de una mente sin recuerdos... y de las vueltas repetitivas del amor y los encuentros.
Un placer descubrir estos textos!

Gaviota dijo...

En él ella, y tu?

Alan dijo...

Muy bueno, me gustaron estos dos cuentos. Diferentes a lo habitual, y además geniales. Tenés que probar más seguido eso de usar la primera persona.