miércoles, 30 de abril de 2008

La inesperada (II)

Todas las posibilidades se retuercen en tan sólo un instante.
Que esta mujer quiere dinero. Que quiere que deje de escribir. Que quiere acostarse conmigo. Que quiere vengarse porque narré su historia injustamente. Aunque no recuerdo haberlo hecho. Una mujer así es imposible de olvidar. Que quiere destruirme. Que quiere amarme. Que quiere algo que seguramente yo no quiero.
Las posibilidades siguen desplegándose y desplegándose. Pero ella es, lo dije y lo repito, la inesperada.
–¿Chantajearme?- pregunto.
Ella asiente con la cabeza. –Chantajearte.- corea- Tengo impresos tus textos y pienso ir dándoselos pareja por pareja. Si a una no le gusta darse cuenta algunas cosas de su novio, ¿pensás que le gustaría que medio mundo sí lo haga?
Me rasco la nariz. –Bueh, medio mundo… Tanta gente no entra al blog.- comento, para desviar la atención y ganar tiempo.
La mujer no cae en la trampa. –Donato, yo quiero—
–No sé tu nombre.- interrumpo, ingenuo, creyendo que el hecho de conocernos y generar confianza demolería cualquier posibilidad de chantaje.
Ella sonríe. –Nadia.- se presenta- Ahora sí, Donato…- reitera- Lo que quiero es sencillo.
Las posibilidades siguen estrangulándose en mi cerebro.
–¿Sí?
–Sí.- responde- Quiero estar acá.
Quiere estar acá.
Suspiro. –¿Y eso vendría a ser…?
Su rostro adopta cierta timidez. –Quiero que escribas sobre mí.- me confía.
Asiento con la cabeza lentamente para terminar encogiéndome de hombros. –¿Y no te podías aparecer con un novio y sin chantaje de por medio?
–No entendés. Quiero ser tu musa.
–Mi musa.- repito.
Ella sonríe. –Quiero aparecerme en tus relatos. Que escribas sobre mí. Así como escribís sobre esa Cecilia. Que, dicho sea de paso, no me gusta ni un poco.
Golpeo a mi paladar con la lengua. –Mirá, no te puedo prometer nada pero seguro que si venís acá con tu novio…- insisto- Aunque sería como forzar la situación—
–No quiero eso.- retruca.
–Yo tampoco quiero forzar nada.
Nadia ríe. –No. No quiero venir acá con mi novio. Imaginátelo. Seguro podrás hacerlo. Y seguro lo vas a hacer. O todos acá se van a enterar de lo que hacés mientras pretendés limpiar el mostrador. Y yo creo que te van a linchar, Donato. Y que te van a despedir.- increpa, con una dulzura que contradice sus palabras. Levanta sus cejas y esos ojos grandes me devoran. –¿Qué pensás?
–¿Qué pienso…?- balbuceo mientras me rasco el mentón- Pienso que tenés serios problemas.
–¿Problemas?
Asiento con la cabeza. –De vanidad. Y de inseguridad. Pienso que tenés la fantasía de ser la minita de Titanic que posa desnuda ante un hombre que la pinta, que la venera. Querés subirte a un pedestal. Y a un pedestal inmaterial, aparte. Un pedestal cómodo, seguro, distanciado. Sin la posibilidad que te vean, que te toquen. Sin la posibilidad de sentirte vulnerable. Porque lo que querés sentir es ser objeto de deseo pero de un deseo imposible de concretar. Porque lo inconcretable permanece inalterable. Permanece eterno. Lo inconcretable no te descarta, no te rechaza. Tu mundo es meramente masturbatorio. Y ni siquiera sos original en esta estupidez. El mundo está saturado de voyeuristas inversos. Eso pienso.
Ella permanece en silencio. Me pide unas pastillas de frutillas pero no respondo con ningún movimiento. Tan sólo la miro. Da un paso hacia atrás, y luego otro. Y luego otro. Hasta salir del barcito.
Suspiro. –Creo que decir lo que se piensa realmente sirve.- musito.
Y entonces la veo, afuera, en la ventana. Saca una hoja y la pone contra el vidrio. De un tachito le tira encima algo que pareciera engrudo y la presiona fuerte. Las parejas que están adentro giran hacia ella, confundidas. Empiezan a leer. Salgo corriendo, desesperado.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

pri!!!

La Mar en Coche dijo...

corre, corre rapido...
q loca la piba, eh!
e.-

Miss Misery dijo...

mmmm....definitivamente tiene serios problemas esa chica, una imbécil diría yo.

kipzy dijo...

loquita... hay muchas de esas, cuidado, va a tratar de seguir acercandote a vos como pueda, pero tambien va a tratar de meterse en tu vida y cambiarte, bah creo yo

Cecilia Fernandez dijo...

"lo inconcretable permanece inalterable. Permanece eterno"... muy buen post Donato... que una NADIA cualquiera no te venga a bardear a tu Cecilia... saludos... Ce.

Luna Místika dijo...

pero que loca!! además que las parejas deberían sentirce honrados por ser objetos de tu arte

tan versátil como acústica dijo...

es la ventaja de las trolas: te llenan la vida, pero de anécdotas.

Lalo Banegra dijo...

No hable, no dé nada por sentado, no haga declaraciones, no la toque,no se limpie la sangre no intente tirar el arma , si llega antes la policía, no hable hasta que llegue; voy a tomar su caso, pero por favor, obre con cautela de aquí en más.

NOELIA dijo...

el nombre de su inesperada, fue inesperado.
Tranquilo que a los desgracidos que esperamos el pernocte ,poco nos importa que nos miren y escuchen.

Brida dijo...

...


ja.

eL_KoNdE dijo...

Otra cosa... a los porteños... les patina la correa.


Fui tres veces a capital... y entendi, q si yo viviera ahi, tambien se me volaria la galera...

Hay departamentos q la ventana da a la autopista, hacen cosa para subir al bondi, la masa te arrastra y te hace subir al tren quieras o no... Como no se te puede safar la correa?
Maldita Ciudad

Saludos y respetos

Anónimo dijo...

entonces????????????????????

Ely dijo...

jajajaja genial. yo le voy a la loca!! anda Nadia, la musa wannabe!!!

Sweet Butterfly dijo...

Excelente post!,

imagino que no debe ser cierto, pero lo que más me gusta, es tu imaginación.

Leelee Melody dijo...

matala!

(?)

guadis! dijo...

Que mina que está aburrida...

MaRiPoSa dijo...

Donato estas hasta las manos!!! Esta mina esta loca, bah quizas es MUY fanatica pero en vez de una banda de un blog...

QUE PASO?! LLEGASTE?!

No puedo creer que tenga que esperar hasta el domingo...


Me encanto la parte en que le dijiste que pensabas.

Angie dijo...

ufffffffffffffff.
quiero saber como sigue, si es q no lo se todavia!

Tatán dijo...

Y si, como dije desde un principio, la muy trola quería fama, lo loco es que conozco minas asi, y hay muchas, hay que cuidarse. En fin, tuvo lo que quiso, ahora como mínimo una alegría te tendría que dar... por como la describiste, si no queres, que me la de a mi la alegría eh? :D

Onirica dijo...

HEEEEE....Y??? QUE PASO???? QUIOERO SABER!!!!!

Silvina dijo...

UUUUUUUUUUUUUUHHHHHHHHHHHHHH

olvidare el ayer... dijo...

es un mundo materialista y las mujeres,parece que pierden con el tiempo el romanticismo...
gracias por la visita.
es un placer viajar por tu mundo.
abrazos.

D' Gaviota dijo...

Vaya... esa insistencia, y pensar que gente que ni lo pide se vuelven ntros musos... en fin.
Espero que tengas un bello fin de semana.
Saludos saturnianos!
=)

nadia dijo...

cumplime!!!!

Lionel dijo...

¿Qué moraleja encierra el cuento? ¿La debilidad masculina ante el deseo de una mujer en una situación puntual? Porque finalmente consiguió lo que pretendía: "Quiero aparecerme en tus relatos. Quiero que escribas sobre mí".

LadyinBlack dijo...

Al final, esta buenisimo tener un blog donde expresarse, pero trae tantos problemas!... a ver que querrá, esta loca...

Anónimo dijo...

epa! y esa Nadia que aparecio diciendo cumplime?? es la loca???

Enrique de Santiago dijo...

Soldado que huye sirve para otra batalla. Una que espera con otra musa

Anónimo dijo...

AY DONATO, ME ENCANTÁS, TE LA CHUPARIA A MORIR!!!
DECIME CUANDO Y DÓNDE...
E.M.

nadia dijo...

escribis sobre mi, si, pero no como la musa inspiradora que soy sino como una simple loca. cumplime.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Hasta que le hiciste caso a la minita (digo, por el siguiente post). Me gustan ambas historias, las locas con ansias de ser musas y los vampiros nostálgicos.

Un abrazo desde Bolivia.

katza dijo...

me vuelvo a sacar el sombrero.Tenes que aparecer en un tratado, pequeño cortazar-
Lo del post de nadia me supera.
Que grande chabon.