miércoles, 4 de junio de 2008

La incriticable perversidad del ser

Decido dejar de escuchar al tic-tac del reloj mientras la espero. Y amplío el dragado de mis oídos.
–Pero decíme.- reitera él- ¿A vos no te da cosa que ella sea tu mejor amiga?
La mujer frunce los labios. –No, a menos que a vos te dé cosa que sea tu novia.
El hombre asiente. –Sí, pero lo mío es infidelidad y lo tuyo—
–También lo es.- se apura ella.
Él mueva su cabeza de lado a lado. –Lo es, en cierto sentido. Pero lo que quiero saber es si—
–Sé lo que querés saber.- interrumpe la mujer- Y la respuesta es sí. Me calienta acostarme con el novio de mi mejor amiga.
Paso un trapo por el mostrador. Me desperezo con sutileza. Tal vez para ocultar mis ganas de reír y aplaudir como un niño en Navidad. Sí, estaba en lo cierto. Era una buena opción volver a escuchar los diálogos que pueblan a estas mesas. Al menos, son menos repetitivos que el tic-tac del maldito reloj que denota la ausencia de Cecilia.
El hombre asiente, complacido. La mujer levanta sus cejas, impaciente ante el silencio. –¿Y a vos?
–También.
–También.
–Sí.- dice él- Verlas juntas. Que ella confíe en vos, que se sienta cerca de vos cuando no sabe lo que le estás haciendo, y vos… suspendida en ese delicado equilibrio entre sentirte superior a ella porque mi deseo sos vos e inferior porque mi amor es ella.
La mujer se encoje de hombros. Suspira. –Qué amor que es si la engañás.
–Con su mejor amiga.- acota él, disfrutándolo.
Ella le concede asintiendo con la cabeza. –Digamos que lo que te gusta es verte a vos en mí. Porque te gusta verme hablando con ella, mirándola a los ojos, saludándola, abrazándola, con la misma piel, los mismos dedos y la misma boca que devoraron a su novio. Lo que a vos te gusta es contemplar tu infidelidad desde el anonimato. Como encontrar un salivazo en medio de algo pulcro. Como descubrir miles de huellas en algo que ostentaba ser intocable. Encontrás en verme a mí hablando con ella cierta puja de poderes. Yo el deseo. Ella el amor. Una puja de poderes como hay en toda infidelidad. Sólo que en este caso te desplazás de la puja. Volvés a la culpa en erotización.
El hombre detiene el vuelo del lenguaje apenas frunciendo los labios. –Sí, sí.
–Somos un espiral de perversión.- propone ella.
Él guarda silencio. Recorre con sus manos a la mesa. –Antes disfrutaba de una relación. Después, de una infidelidad. Ahora, de una infidelidad con su mejor amiga. Esta maldita carrera por tener el chiche más nuevo, el último celular, la erotización más moderna. ¿Cuál es el próximo escalón?
La mujer se echa hacia atrás. –Ver cómo ella me da placer mientras yo te miro a los ojos.
Aproximadamente 9282291181938393 palabras corren hacia la boca del hombre. Sólo una logra salir. –¿C-cómo?- balbucea, tartamudeando. Porque encima apenas logra salir, como el héroe que se desliza con su moto debajo de un camión.
Ella sonríe y no dice ni una palabra pues bien sabe que en lo inconcluso está lo erótico. No obstante, estamos en el año 15 de la Era de los Sobreentendidos, donde todo hay que explicarlo sobre el final de la película, por lo cual la mujer prosigue. –Que acaricie su pelo mientras ella está entre mis piernas y te mire, y ella me dé placer y encima te deje vernos sin saber que me acuesto con vos. Que erotice el mismo cuerpo que, en secreto, la hiere.
–¿Se... se podrá?
Ella sonríe. –Todo es posible.
El hombre no se mueve pero, en su quietud, denota lo mismo de quien se frota las manos y se relame mientras contempla un pedazo de carne que está a punto de ser sacado del fuego. –Sin dudas no somos dos criaturitas morales.
–Lo somos, lo somos.- niega la mujer- Pero si tenemos en cuenta que la moralidad es totalmente relativa no hay manera, más allá de relativismos nublados, de criticar nuestra elección.

24 comentarios:

L@U dijo...

buena pareja, son tal para cual.
Se extrañaban estos relatos ;)

Dina dijo...

mucha palabrita compleja, pero son un par de truchos los dos!
pobre la amiga-novia...

katza dijo...

muy psi, profundo verdaderamente, pero medio Corin Tellado Donato.
Y si, somos una mierda.Solo que vos lo haces presente en el relato.
Te deje un post en la oficina, pasate por Manzanas por favor.
No te ofrezco sexo oral a cambio porque te llueven ofertas en tal sentido.Como mucho te puedo regalar una cajita de crayones.

Leo_SCI dijo...

Linda psicologa perversa la amiga.
Muy bueno Donato. Por un momento me recordó a Californication.
Saludosssss

Brida dijo...

Bueno...me parece bastante perversa la situación pero si la novia del fulano accede, que le den para adelante (para atras para el costado y para donde sea)

=)


un saludo Donato...

Angie dijo...

Somos un espiral de perversión.


geeenial donato

Jor dijo...

Quien no ha estado en una situacion asi alguna vez, que levante la mano...

Exekiel dijo...

Volviste a las fuentes, me alegro, se extrañaba esas historias...

Como siempre un placer.

Un abrazo

nennella dijo...

repugnantes y perversos! Ahora.. esa chica debe ser genial para que se quiera acostar con ella su novio y su mejor amiga!

Post Modern Girl dijo...

por dio...

Benjuí dijo...

Lo peor es el engaño.
Lo peor de lo peor.

Lady Camila Carrara dijo...

cuando entras en la espiral de perversion.. te endulzas...
Desde afuera suena bien hija de puta.. pero si una se lo permite, mierda carajo...pasás al próximo nivel de juego.

Berenizz dijo...

Y aunque reneguemos, juzgando y condenando a esos dos... quizás no son más que un simple reflejo de un lado perverso y reprimido que todos tenemos guardado en algún rincón. Menos mal que no acostumbra salir a la luz, como en este caso.

Saludos!

tan versátil como acústica dijo...

este es un espacio no apto para la protección al menor. no importa, ya tengo... años, ejem...

adivinador dijo...

No habla demasiado esta pareja?

Es posible que la novia de el ( y de ella ) sea Cecilia, harta de este par de bocones.

Ely dijo...

q amiga jodida.

Silvina dijo...

guachi guau...!

Flan dijo...

moral que se te evapora
crece, decrece espiral
no existe tal sustantivo
ni ese "bien", ni ese "mal"

(ca uno es ca uno.... ca cual, es ca cual...)

trigueña dijo...

el miedo de él es que la relación entre ellas sea más fuerte... y lo dejen afuera! jajaaa
ahora, en serio.si somos tres es mejor. siempre tres. nunca hay dos solos. esa es la mentira: creer que existe la pareja
el tercero permite el círculo y el círculo es lo bello, lo bueno, lo verdadero
lo que le conviene al 2 es ser rapidamente completado para lograr su perfección: devenir 3

Tatán dijo...

Que quilombo hermoso... pero yo que el pibe desconfío, va a terminar en una bañera llena de hielo sin lo riñones...

Lu dijo...

Hace mucho q no te leia, pero una vez más al leerte te digo, quiero ya el libro!!!

Me encantan tus relatos estas historias, esta historia en particular.

A mi sí me pasó, me uno, que levante la mano a quién no.....

Javo dijo...

So ber bio escrito!! Va para un libro esto.
Saludos!

adivinador dijo...

Estan buenas las historias, Donato.

No se si nuestros comentarios aportan algo, o le quitan magia a la buena literatura que hacès. Veo que el numero de comentaristas ha disminuido mucho. Seguramente es porque quedò claro que esto es ficcion, en lugar del diario intimo de un empleado de barcito nocturno, no?

Lionel dijo...

Además, inspirado en el cuento Cerca del "Fra Noi" de Roberto Fontanarrosa.