lunes, 4 de febrero de 2008

Todo comunica.

Todo comunica. La expresión recorre, ineludible, a nuestros cuerpos, a cada una de nuestras muecas, miradas, palabras y los tonos con las que las pronunciamos e, incluso, recorre a nuestros silencios. Porque, allá, esos dos, sentados lejos en esa mesita de la esquina, no puedo escuchar qué están diciendo pero no me hace falta para saber de qué están hablando.
Ella le agarra las manos y le confiesa que quiere hacer el amor toda la noche. Él sonríe, divertido, para besarle las manos y mirar hacia otro lado, consciente de la imposibilidad de satisfacer aquel deseo. Ella insiste, casi enamorada. Porque no quiere tener sexo. Quiere que le hagan el amor, diferencia. El hombre, en cambio, suspira. –Veremos…- dice, fingiendo un aire de misterio que finalice la conversación.
–Quiero eso.- reitera la mujer, quizás con un tonito aniñado.
Él se suena el cuello. O, al menos, eso intenta. Se dice que a ella no le alcanza con que la haya invitado al cine y a cenar. Que no le alcanza con ir, hacerlo y a dormir como corresponde. No. Siempre quiere algo más. Maldito complejo de castración, musita, tal vez recordando alguna clase de Psicología del CBC. Porque el pibe tiene pinta de estudiar eso. Letras o algo así sino. Ella insiste y él le pasa la mano por la mejilla, casi paternalmente, mientras asiente con la cabeza. Es propio del hombre querer darle el mundo a su mujer y es propio de ella desear el universo.
–Veremos…- vuelve él- Veremos.
Ella sonríe y su rostro se ilumina. –Toda la noche.- insiste, con esa dificultad que tienen algunas mujeres para acabar, dificultad que llevan a la conversación para girar una y otra vez sobre lo mismo.
–Pero eso no depende tanto de mí.- retruca él, abandonando el aire misterioso de esa única palabra repetida como en un encantamiento.
La mujer frunce el ceño. –¿Cómo?
Él mira el reloj. Calcula el tiempo que los aparta de las cuatro de la mañana. Analiza si es viable decírselo y empezar a discutir. Se pregunta cuánto tiempo tendrán para plantearse el tema y hacer las paces antes de que den las cuatro. Se dice si valdrá la pena. Suspira y decide arriesgarse. –Que tenés que buscarme. Eso. Sino, se complica.- balbucea, con la mirada huidiza.
Ella lleva una mano a su pecho. –¿No… no te caliento?
Él se suena el cuello. O, al menos, eso intenta. –Sí… Pero también tenés que hacer algo.
–¿Cómo? ¿Qué hago mal?
Mira hacia la ventana, buscando coraje. –Es que no hacés nada. Esperás que uno se baje los pantalones y listo.
Ella se le acerca. –Yo hago otras cosas…- dice, con una sonrisa algo pícara.
–Si yo te hago hacerlas.- observa él- Y no funciona así. No es como te venden esas revistas que leés y ese feminismo adolescente que no es otra cosa más que un machismo contrapuesto. La misma estupidez pero invertida. No es así. No es que la sexualidad del hombre es instantánea y burda. Que la sexualidad de la mujer es una obra de arte y la del hombre, apenas funcional. Que el hombre debe erotizar besando, acariciando, tocando y susurrando al oído mientras que la mujer debe erotizar sólo con su cuerpo desnudo, o tal vez con algo de lencería.
Ella frunce el ceño. –Pero… ¿No la pasás bien conmigo?- pregunta, confundida.
–Sí, sí. Pero al pensar y tratarme como que soy funcional me volvés funcional. Uno y a dormir. Te tengo novedades: así no va a ser toda la noche.
La mujer levanta las cejas. –Esas no son novedades.
–¿Pero qué querés? Si no hacés nada para buscarme.- retruca él- Esa es la verdad. Y no te pasa a vos sola. No pienses mal.- tranquiliza- Si me preguntás, esto pasa por poner a la mujer como único objeto de deseo multitudinario. Porque así es como te comportás, y como se comportan muchas. Como un objeto al cual debo desear. No como alguien sexual. Sino como la finalidad de lo sexual. Algo a lo cual se debe llegar. Que el chamuyo y el juego previo sean encarados por el hombre para llegar a la mujer es un claro ejemplo. No me digas que no. Y te juro que, en determinado momento, irrita. ¿Vos tenés idea la cantidad de monosílabos que me decías mientras nos conocíamos por MSN? Miles. Yo sólo preguntaba. Yo sólo proponía temas de conversación. Yo sólo avanzaba. Pero, bueno, son las reglas del juego. Uno debe insistir y subir todos estos escaloncitos hasta llegar a ustedes en ese estúpido pedestal en el que están. Así que, si me querés pedir toda la noche, es tu turno bajarte del pedestal y ensuciarte un poco.
Ella frunce sus labios. Los mismos pueden contener un insulto, una aceptación o una nueva postura. La miro. La miro cuidadosamente. Sus labios se pliegan, anticipando la primera palabra. Pero un hombre gordo se para delante de ella y no puedo verla. Todo comunica salvo la censura.
Me inclino hacia un costado, pero el hombre es en verdad enorme y la sigue tapando. –Maldita comida chatarra.- insulto.
Cuando el gordo termina de incorporarse, se va del barcito. Miro al reloj. Ya son las cuatro. Miro a la pareja. Permanecen en silencio. Intento buscarle un sentido a su silencio cuando giran hacia el reloj. Se levantan y salen del local.
Nunca sabré cómo terminó esa conversación sobre lo esquizofrénica que es nuestra sexualidad, sobre las multitudes que hay entre dos personas en la cama. Nunca sabré, tampoco, si hablaron de estas cuestiones o si hablaron de lo bueno que estaba un capítulo de Alf.

61 comentarios:

Donato dijo...

Ah, espiar a parejas e imaginarme sus conversaciones es uno de mis placeres secretos.

Entre Ríos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvina dijo...

Jajaja qué buen entretenimiento!!


Qué linda imaginación!




Adióss!!

Ely dijo...

anda... no hay mejor manera de decir lo que uno quiere eludiendo la critica que exlicando como lo dijo alguien mas... igual... buena reflexion.

Raul Ezequiel dijo...

"Es propio del hombre querer darle el mundo a su mujer y es propio de ella desear el universo."


Donato me saco el sombrero...

Un abrazo

Cecilia Díaz dijo...

Buen entretenimiento como ver Alf, jeje

Es verdad que todo comunica. La Escuela de Chicago, una de las teorías de la Comunicación, dice que todo el tiempo comunicamos. Si hay algo que nos hace humanos, es la capacidad de comunicarnos a partir de signos que pueden estar en nuestro lenguaje corporal de forma inconsciente o todo lo contrario, cuando demostramos una sensación.

Me quedo con esta frase: "Es propio del hombre querer darle el mundo a su mujer y es propio de ella desear el universo".

SAludos!

*AntagoniSta* dijo...

Raros tus relatos (aunque me quedaron algunos pendientes de lectura).

Ni gusto, ni disgusto. Estilo diferente.

Gracias por la visita a mi blog.
Saludos!

Rockero Hi Fi dijo...

Me encanta ver parejas e imaginar qué están diciendo.

Saludos.

Ludwig dijo...

Me ha encantado el discurso del hombre.
Con algunas mujeres es necesario hacerlo.
Lástima que ella no lo aceptara como lo que es, una forma de mejorar la sexualidad.

Muy buen escrito.

Luis

K dijo...

Tenés facilidad para escribir y temas interesantes. Lo tuyo es como una road movie, pero en version blog y sin moverse de la mesita del bar. Me parecio genial.


Saludos!
K

amartel dijo...

en el post anterior criticas a los hombres y en este a las mujeres... que sos, extraterrestre?

Stella dijo...

Ojalá ella se haya bajado del pedestal!!

Besitoo

portenita dijo...

A veces siento un contrapunto entre su blog y el mío, Donato. Como dos caras, dos versiones. Como dos usuarios de blog.

Celes dijo...

Me gusta la visión que das sobre el sexo masculino.
Si bien los hombres son más básicos que las mujeres, no significa que hay que hacer NADA para satisfacerlos.
Hay mujeres que no lo tienen en claro, y tampoco se dan cuenta que de esa manera, ellas también la van a pasar muchísimo mejor...

Saludos!

Graciela dijo...

me gusta que te pongás de los dos lados, que tu blog no sea meramente machista o un seductor a los oídos de las mujeres. Es bueno conocer el otro lado de los hombres y poder bajarnos de ese inútil pedestal que lo único que hace es alejarnos de lo que queremos... a uds.
besos y me encanta tu blog...

Cecilia Fernandez dijo...

"Es propio del hombre querer darle el mundo a su mujer y es propio de ella desear el universo".
Coincido con mi tocalla.. esa frase me parece genial...como siempre Donato con esa cacapacidad de poder resumir en algunas frases ...grandes verdades universales... saludos!

sil dijo...

Tocaya.

Brida dijo...

Queridoo Donato.
Mucho para decirle...
Por un lado, si es tipico de la mujer querer el universo, ser inconformista y todo lo q ya sabemos. Pero bueno Freud diria complejo de castracion y una pelota de cosas mas, q cualquiera q estudie o entienda algo de psicologia podra comprender facil y compasivamente.

Por otro parte, estoy de acuerdo con eso de q muchas mujeres se sienten en ese pedestal cuando en realidad no lo es. Osea estoy de acuerdo con lo q este señor le responde...yo como mujer, no soy asi. No siento q soy el lugar a donde llegar, sino q soy parte de ese viaje y el lugar donde llego es con mi pareja, ambos llegamos, no el a mi. Bla...es largo de explicar pero se entiende.


En fin Donato...
Me gustaria q alguna vez me espie a mi con algun compañero q esa noche me acompañe.
¿Por donde queda su barcito?
Podria irme a todas las YPF q estan cerca de un telo para encontrarlo y ser espiada.
Sepalo.

margarita dijo...

Si bien no estoy tan de acuerdo con la critica masculina a la sexualidad que expones, yo me quedo satisfecha de que se plenteen de una vez los temas que el discurso masculino se articule a más elevado nivel y que exija superar la insatisfacción que nos queda de ambos lados respecto del asunto. Las mujeres muchas veces nos quedamos sin interlocutor para superar las tesis y llegar a la sintesis necesarias.

Y otra cosa, no creo que pidamos el universo sino un mundo propio, original, que no sea estándar...
Gracias por pasar por mi blog, tu pluma es envolvente...

Rossana dijo...

Muy buen cuento! Y qué difícil lograr que los argumentos y reflexiones no tranquen la lectura. Es que esas reflexiones están muy buenas. Te dejan pensando de todo, incluso si ella no se habrá ido a ver Alf, que no le pedía nada...Yo me hubiera quedado con el demandante. Saludos

La candorosa dijo...

La inconformidad es parte de los humanos: en el sexo, ni hablar.
Es posible, que si hubieran discutido menos al respecto y simplemente se hubieran encontrado piel mediante, dando y recibiendo lo deseado... ninguno reclamaría nada.

Saludos.

karen dijo...

También me gusta imaginar conversaciones ajenas....

Esta ha estado fantástico, sus argumentos son válidos, a veces se dan las cosas por sentado y no debería ser así....

angie dijo...

las multitudes que hay entre dos personas en la cama


asi de complicados somos

Ex-periencia RUBIA dijo...

Estoy "intimando" con un Donato ¿Sos vos? ¿No me contaste que tenías un blog?En un momento me dijiste que eras un "fisgón morbozón" y te reiste. Es verdad, sos vos.
Gracias. Besos.

neurotransmisores dijo...

Interesante conversación aunque... poco usual.

Beatriz Fernández dijo...

Curioso relato. ¿quién no ha "espíado" alguna vez a alguien? "Es propio del hombre querer darle el mundo a su mujer y es propio de ella desear el universo": bonita frase pero desde mi punto de vista no siempre es así. Hay parejas en las que son los hombres los que desean que les den y las mujeres las que dan. Demasiado genérica.

No obstante, me ha gustado mucho el relato, y, sin duda, visitaré este blog más a menudo.

Gracias por visitar el mío!

¡Saludos!

...tikat...

Salve! dijo...

Resulta que apenas una mujer baja de aquel pedestal y decide (o no lo decide, sin más lo siente) ensuciarse, su contraparte varón se siente amenazado, intimidado, breve y vulnerable, y bien huye, bien cambian las tornas, bien hay un atisbo de inteligencia por parte de ambos y continúa la rueda, siempre, siempre ocurre así. La fantasía y la realidad se pueden pegar de tortas en la cama. Imaginárselo es también siempre lo más grato.
Te seguiré leyendo, un placer.

huellas compartidas dijo...

excelente post! es muy cierto lo de las mujeres... se quejan del machismo y todo eso, cuando en realidad son ellas las que alimentan esa filosofia... el "histeriqueo" es saludable cuando uno comienza a conocer a una persona, pero muchas de nosotras lo hacen es exceso, convirtiendolo en todo un deporte...
que se yo! somos complicadas, para que negarlo no?
saludos

*LaDy SiSiaK* dijo...

jajaj jajjaja eso es la minoría de las mujeres, quiero creer y espero, porque si no seré un bicho raro... todo va en función de la educación que hemos recibido... sospecho...

esta chikilla anda reprimida

Xaj dijo...

Las intrincadas vueltas de un par de personitas son impredecibles... pero los moldes sociales nos censuran bastante.

Toda esa COSMObasura, revistas para "Hombres" y dem�s no hacen m�s que alimentar clich�s y fomentar relaciones aburridas y absurdas.

Santo sea el amor q uno puede sentir sin pensar en un "test de pareja"

Saluditos man, un gustazo.

Hans dijo...

¡Genial, me encantó! Donato, es usual que así sea... brillante descripción de esa realidad que todos los hombres tenemos en común en algún pasaje de nuestras existencias.

Wonder woman dijo...

Habría que explicarle a esta chica que está bueno laburar un poco y hacer el trabajo "sucio", como decís vos...
Cuando en una pareja trabaja uno solo, uuuuuuf, aburre!!!!
Buen relato. Besos!

nennella dijo...

De cómo un encuentro, que con facilidad podría durar toda la noche, se descalabró, once more, por las palabras..
Esto va para ambos en la pareja: en esos encuentros siempre es mejor hacer que decir, si al otro no le gusta algo, ya te lo va a comunicar!!!

i miei disegni dijo...

Adoré el cuento...

Su única fatalidad es el gordo!
Aunque esté bueno que cada uno complete el diálogo como más le parezca, parece que lo haya hecho a propósito: "no, no vas a saber si se trata de un insulto, de una aceptación o una nueva postura, aquí me planto".

Nos queda la duda de lo que no puede ser comunicado.

Saludos, la lectura me dejó pensativa...

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Eres mujer.

L@U dijo...

Muy bueno!!! Sea real o no, realmente excelente, para pensar...
Maten a las boludas de Cosmopolitan!! jajaja
Besos!

Félix dijo...

La verdad es que es excelente este blog y tus relatos... Leí varios y me gusta esto de leer esos relatos que muestran cosas insólitas y no tan comunes de la personalidad de las personas.

Muy bueno, la verdad.

EMPERADOR DE UNA MENTE SIN RECUERDOS dijo...

como siempre, no deja de sorprenderme como nunca, exelente relato querido!!!


ABRAZO!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Me ha encantado este relato.. me gusta como plasmas la relación de pareja cuando de sexo hablamos..

Oye no es malo espiar estas conversaciones?.. jajaja..


un abrazo..

Helena dijo...

Estas conversaciones deberían darse con mucha más frecuencia. Se necesita para ello un emisor y un receptor, y que vayan adoptando cada uno de estos papeles según corresponda... Lástima que sea tan dificil.

Buen post, Donato.

¡Saludos!

Calíope dijo...

He tenido largas conversaciones con amigos míos(todos hombres) sobre este tema y es cierto. Me sorprendí escuchar como aún muchas mujeres siguen "esperando" todo como si sólo su feminidad justificara el esfuerzo. No las entiendo.
Y soy una de ellas, figúrese.

besos

Naimad dijo...

Cuanta verdad Donato... cuanta...
Abrazo

sauvignona dijo...

exquisita narracion....lo importante no es si era esa la parla o no...lo importante es la imagionacion.....besines muchos!!

Mentalmente estúpida dijo...

Mm el hombre le habló con delicadeza y me gusta eso.
Apuesto a que la mujer subió el cambio jejeje.

A vos te dejaron con la intriga y a nosotros también! ggrrr.

loitt dijo...

Muy bueno el cuento, me atrapo desde el minuto cero; ya que respecto a lo de la comunicacion y pienso igual. De hecho tengo un post que habla de eso listo para subirlo, aunque no se cuando va a ser...
La verdad, hay lineas excepcionales y reflexiones mas que interesantes; como la del machismo contrapuesto.
Muy bueno!
LOITT

Smarty Pants dijo...

son muchas verdades juntas las que acabas de escribir, donato.

y con tanta facilidad!!

muy buena historia...

saludos!

Berrysand dijo...

Uau! qué cambio de roles constante ví!!
¿No la pasás bien conmigo? -frase de ella- que en tantos estándares masculinos vemos...

Es parte del sistema que nos han insertado creo, el creer que un hombre al decir cosas como -en resúmen- la sexualidad no es funcional, una mujer tiene que atajarse...

ojalá la respuesta de ella haya sido..."me enseñas a gustarte?" o algo por el estilo...

Leelee Melody dijo...

chan!!! el hombre tiene razon, pero creo q los 2 deberian ir a una charla con alessandra

HoneySelenita^^ dijo...

=O!!!

sabes??...tengo una absora teoria sobre todos estos fenomenos, aunq abarcan a un univreso de 5-10 años, pero que influye en la adolecencia y en la madures: toda la culpa la tiene walt disney y su industria!

que por qué?...pues claro: walt disney popularisó eso de que el hombre tiene que tener la iniciativa. en que cuento de hasdas la princesa besa al principe? en ningunoo! es el hombre el principe azul, quien tiene que hacer algo para encontrar a esa mujer, es él el que besa y el que cabalga y lleva a su amada.

asi q hombres, toda la culpa la tiene walt disney y su industria

xP

Cecilia Díaz dijo...

Felicitaciones, Donato!!! superaste las 10 mil visitas!

sos groso!

Laura Anabel López dijo...

En este articulo, se explica el recorrido que creo buscás con tu blog, un recorrido tan material que a veces el lenguaje no alcanza a mostrar.
Hablo de huellas, que provienen de marcas, me refiero a esas marcas, que a veces parecen predecibles a la espera de ser descubiertas y otras un enigma, un misterio nunca descifrado de modo absoluto, primero o genuino.
Festejo tu relato, porque me acerca a mi concepción del espacio-tiempo, porque permite comprender tus pasos e invitan a seguirte...saludos!!

Laura Anabel López dijo...

En verdad mi comentario hace referencia a redefino al mar, pero los dos relatos me parecen muy buenos, saludos!!!

Alan dijo...

Como suele ocurrir, muy interesante el relato. No me extraña que haya tantos comentarios, das pie al debate. Por mi parte, te diría que la censura también comunica, dice que hay algo que esconder. Y aumenta nuestra curiosidad, como le pasa al narrador de este relato.

Vero Lostberry dijo...

¡Qué complicado!
Es entretenido ver como espectador estas relaciones, la historia de la parejita es un tema, él lo quiere todo, desde remecer 1.000.000.000.000años de historia femenina hasta "hacerse de rogar" para hacer el amor toda la noche. Este tipo está en un pedestal y ella se lo adorna.

Saludos

cristian dijo...

genio

DISTRAIDA dijo...

Muy lindo señor!

Un abrazo

••••••₤α£Ǿ βαאЄģŗα•••• dijo...

O a lo mejor charlaban sobre la posibilidad de que ella participara en la edicion 2008 de Bailando por un Sueño. Chi lo sa.
O tal vez la discusión se centró en lo barato de las sandías.
Me gustan las sandías
su imaginación
y su blog
(no me gustó nunca Alf, vaya sabiendo)
Besos desde la República Oriental del Lado de Acá

Sil dijo...

Muy interesante

Anónimo dijo...

buenisimooooo
coincido algunas mujeres son muy vagas, muchas de mis amigas son asi! creen que no deben "trabajar"
muy bueno tu relato, es bueno leer lo que piensa un hombre
besos
andrea

Anónimo dijo...

buenisimooooo
coincido algunas mujeres son muy vagas, muchas de mis amigas son asi! creen que no deben "trabajar"
muy bueno tu relato, es bueno leer lo que piensa un hombre
besos
andrea

yamilmatias dijo...

nooooooo, quiero saber que paso!!!

no nos dejen asi noo no asi no!!!