miércoles, 14 de mayo de 2008

Carnaval

El tiempo se estruja, demorándose, como en la surrealista serie Carnivàle donde se necesitan diez horas para que suceda algo.
Lo veo.
Lo puedo ver en sus ojos.
En los ojos de Nadia.
Quiere seducir a Cecilia. Quiere ir con ella a una mesita y sentarse y entrelazar los dedos. Quiere coquetear con ella mientras me mira. Quiere acariciarla sin sacarme los ojos de encima. Quiere irse del barcito a su lado. Y quiere volver, luego de haberla besado, tocado, lamido, mordido y devorado. Quiere volver y ostentarme sus labios, esos labios acabaron de probar lo que siempre deseé. Y, entonces, quiere que la bese. Que sienta al gusto y al perfume de Cecilia en ella. Que la bese, la acaricie, la rasguñe, buscando encontrar a Cecilia debajo de su piel. Y que cuando el deseo me posea completamente no haya rastro alguno de la otra. Sólo exista Nadia. Altiva. Sensual. Superior. Imponiéndose sobre mi amor imposible, al que demuele con cada beso que le doy. Sintiendo que le pertenezco. Que los océanos que Cecilia despertaba en mi pecho son apenas un charquito comparado con lo que Nadia suscita en mí.
Nadia comienza, de a poco, a seducirla adelante mío. Un enanito pajero sobre mi hombro derecho aplaude. Un enanito enamorado sobre mi hombro izquierdo se lamenta.
Lo veo.
Lo puedo ver en sus ojos.
En los ojos de Nadia.
Lo va a hacer.
Pero incluso en el lentísimo ritmo de Carnivàle suceden imprevistos.
–No sé de dónde pensás que nos conocemos.- dice Cecilia- Pero vengo a comprar pastillas de frutilla.
Nadia sonríe. –A mí también me encantan las pastillas de—
Ella niega con la cabeza, interrumpiéndola. –No quiero sonar maleducada pero me importa un pepino.
Me importa un pepino, dijo. La amo.
Pero estoy cansado de empaparme el pecho con ella. Quiero empaparme los labios con ella. Giro hacia mi izquierda. Veo el papelito que había escrito. Un carnaval ignorado no es un carnaval, leo. –No encontré el bar.- escupo, atolondrado, mirándola a los ojos.
Cecilia me acaricia con la mirada. –Lo sé.
Nadia se siente desplazada. En un instante pasó de ser la domadora de océanos a un charquito. Y su vanidad no se lo permite. –Yo sé cuál bar—
–Me importa que él lo sepa.- contesta Cecilia.
–Si me dijeras cuál es…- ruego.
Mi amor imposible niega con la cabeza. –Cada vez que vengo te doy una pista y todavía no te diste cuenta.- confiesa, para retirarse. Camina lentamente hacia la puerta. Más lento aún que un capítulo de Carnivàle.
Carnaval.
Un carnaval de ideas, de momentos y posibilidades corre atolondrado hacia mi garganta. –Ya sé cuál es el bar.- susurro.
Nadia sonríe. –Perfecto, porque pienso seguirte hasta ahí.
En la vida, como cualquier carnaval, uno está persiguiendo horizontes y siendo perseguido por sombras.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueniiiiisssiiiiimo
Valió la pena esperar una semana. Y la verdad me sorprendió lo bien que le contesto Cecilia a Nadia.
Siga así Donato.

Ely dijo...

ahora si q nadia parece loca. lastima, iba tan bien...

Ely dijo...

como puedes recordar las pistas dejadas cada que ella va si se supone que la olvidaste?

Emiliano dijo...

Lo del olvido y el demonio se llama "metafora". Obvio que Donato sigue sabiendo, aunque desee olvidarlo, todo lo referente a su amor imposible.

Suerte en el bar Donato! Y si necesitas que te saquemos a la limada de encima chifla que la vamos a buscar!

Nori dijo...

Horrible persona Nadia... Nadia es Nadie en verdad... horrible persona >.<

Vamos Donato que se puede!

Ely dijo...

nah... esta haciendo trampas.

Berenizz dijo...

Buenisimo, buenisimo, es una capa Cecilia!

Ahora a esperar todos ansiosos el gran encuentro!

Leo_SCI dijo...

Los "continuará" siempre están en la mejor parte, y siempre se pone mejor.
Suerte Donato!!

Silvina dijo...

Nadia es nadie.
Seguí adelante, no dejes que Nadie te entorpezca el camino a Cecilia!


Beso!

Brida dijo...

...pobre Nadia, parece que nadie la entendio.
Creo q mas de uno se refleja en ella, pero como son personas q prefieren proyectar y basurear a "ese otro" del cual todos tenemos un poco...es mas facil bardear al projimo, q aceptar/se, no? Nadia es el puchinball perfecto para una sociedad tan sucia como la nuestra!


Pero tenga cuidado Donato, no sea cosa q las cosas se le vallan a pasar de plano...vió.

Leelee Melody dijo...

Ay Donato!! Que aventura que se volvio tu vida eh!!! pero me flasheo totalmente la forma en que Cecilia le contesto a Nadia, casi como si supiera ya sus inteciones...

La verdad, cada vez q paso por tu blog me poongo a reflexionar acerca de Nadia y eso, y llegue a la conclusion que no es una tipa mala, solo quiere atencion. Pero bueno, podria haberlo hecho de una forma mas agradable no? Sigue sin caerme bien y no quiero que te sige u.u


Y desde mi punto de vista, Cecilia siempre supo que estabas muerto de amor por ella, creo que las mujeres tenemos esa especie de sensor

jaja


saludos!

Angie dijo...

claro que cecilia sabe su amor donato
por eso le importa un pepino
nadia tb sabe. todos sabemos
vaya con ellas, y encuentre el bar de una vez

mariana dijo...

nadia....buscate una vida....q boluda por dios!!!


aguante donato!!!

guadis! dijo...

Qué pesada es Nadia...

Benjuí dijo...

Creo que ya te lo he dicho, y que lo sabes: has encontrado el ritmo y el tamaño exacto para cada post. Escribir en Internet -expertos lo han dicho- no es lo mismo que hacerlo para el libro impreso, la revista, la televisión, la radio...
Como Cecilia, nos vas dando pistas, nos vas impacientando para el domingo o el miércoles apaciguarnos al principio y abandonarnos de nuevo hasta el siguiente día.
Si viviera allá buscaba el dichoso barcito de la YPF y me quedaba de camarera, a ver si aprendía algo de tu exquisitez para narrar lo cotidiano.

Tatán dijo...

Donato, la tenes muy clara escribiendo. La historia es cada vez mas grosa, me tuviste a un segundo de decir, esta Nadia es una turra y esta todo mal, y Cecilia agarró las riendas y la echó a patadas en el traste. Una grositud inmensa, pero tené cuidado que nos estamos enamorando todos de Cecilia :P

Leila dijo...

Yo tengo una pregunta para usted Donato:

¿Se puede acaso ignorar un carnaval?

Sil.* dijo...

Donato!! He pasado a dejarte un beso!!
El post?? Genial como siempre.

Un abrazo!!
Sil.*

Estrellina dijo...

Me encanto. Y los ultimos dos renglones son tan geniales como tan ciertos...

Celes dijo...

Yo propongo que lo sigamos todos a Donato hasta el bar asi no tenemos que esperar tanto tiempo para saber qué va a pasar!!

Donato dijo...

Leila, no se puede del todo ignorar un carnaval. Siempre termina saliendo. Cuando sale a destiempo lo hace en la forma de lágrima, de un poema o relato, de los labios inquietos que tienen los viejos por todos los besos que no dieron e incluso en la forma de una enfermedad.

Leila dijo...

Gracias por tu respuesta Donato. Era lo que sospechaba pero necesitaba "escucharlo". Tus palabras no dejan dudas y cargan una profunda sabiduría. Vaya carnavales debes haber vivido y estar viviendo para escribir de cosas complejas como el amor y la vida con esa simpleza que te caracteriza...

Gracias otra y otra vez!Un beso grande.

Cecilia Fernandez dijo...

Se la tenía guardada esta mina che! Sin dudas sabe lo que está haciendo, pero no te dejes engañar... es cuestión de intrepidez mi querido, a menos que te venza esta mujer...
Hacía mucho que no te visitaba=) saludos,muaá...

Canela dijo...

Mm capaz Cecilia también está en ese juego... que es compinche de Nadia... capaz!

Me encantó ese relato de los sobrecitos de azúcar, ¡muy bueno!

Meche dijo...

Y persiguiendo sombras, también.

Anónimo dijo...

bueno y? como sigue?

Post Modern Girl dijo...

donato, cuanto falta para que sigas contandonos todoo? no aguanto mas jaja xD

MaRiPoSa dijo...

Esto se pone mejor!!!! Me encata Nadie, hacia falta un villano en la historia no??? Asi genera en la gente lo que todos te dicen, la odia, esta piantada, etc.

Espero que postees pronto asi sabemos que pasa en el bar!!!


Saludos Donato!

Silvina dijo...

Ofa...

Lexi dijo...

qué buen relato!!!

creo q nunca vine por acá, saludos!

Ro dijo...

Muy bueno, como siempre. Sigo leyéndote, aunque muchas veces, la mayoría la verdad, no dejo comentario. Pero esta aparición de Nadia, varios posts atrás, me pareció magistral y su seducción sobre Cecilia, para poder obtener algo de ella, un hallazgo. Otra cosa que festejo es el rasgo de carácter fuerte de Cecilia: "Me importa un pepino". Está bueno que se empiece a ver algo más de ella.
Saludos

Anónimo dijo...

che, updateá!

pimpita dijo...

che donato...te despidieron???? jaja

q pasa con el update?

katza dijo...

Dos cosas:
uno: te espero en mi blog, de vez en cuando.
Dos: No te imaginas cuanto, pero cuanto me molesta no poder hacer atras en tus paginas.
Anexo: estoy esperando un desenlace, o al menos, la continuacion de el culebron.
Adieux.

Nori dijo...

Dónde esás Donato!!! Dónde, DÓNDEEEEEEEEEE!!!

Ely dijo...

YO CREO Q A DONATO YA LO MATO NADIA... O BIEN, LE DESCOMPUSO LA PC...

katza dijo...

Se supo: Nadia es Nadia Epstein.