lunes, 10 de marzo de 2008

Burlándose de fantasmas

A veces las metáforas caminan. Y a veces vienen a parar a este barcito.
Él entrelaza sus dedos largos, pálidos y delgados con los de ella, gordos y cortos. Le besa la mano, esa mano hinchada, y le convida una sonrisa desde su rostro breve y huesudo.
Sin dudas, al menos físicamente, se complementan. Él, escuálido. Ella, obesa.
El barcito se puebla de ellos dos. Burlas, miradas curiosas y discriminantes recorren a cada una de las parejas que esperan a las cuatro de la mañana.
–Lo aplasta. Si ella se sube arriba de él, lo aplasta.- bromea una mujer de pelo morocho y enrulado.
–Lo quiebra.- varía un pelado.
–Deben tener problemas glandulares.- teoriza una petisa, a media voz.
–¿Qué habrá visto en esa lechona?- dice el pelado.
–¿Qué habrá visto en ese espantapájaros?- dice la de rulos.
Y así es nomás: la constante de la humanidad es la inconstancia de humanidad.
–Que le pase un par de kilos al flaco.- propone una mujer de treinta años vestida como si tuviera veinte.
–Quizá el tipo la embarazó y ella después engordó y engordó y quedó así… Esas cosas pasan.- amplió la petisa, a media voz.
–El flaquito ese no es ningún gil.- opina un hombre a su pareja- Con lo caro que está la carne se va a hacer una fortuna con esa gorda.- rió, para mirar a la mujer que lo acompaña y diluir su risa en una sonrisa y a esta, de a poco, en la mueca de aquel que se percata de haber quedado mal parado aunque no comprende del todo porqué- Es… grandota.- agrega, con la voz ahogada, replegada y expectante, anticipando la reacción de su pareja. La mujer, en cambio, toma un sorbo de café.
–¿Cómo se puede calentar con esa gorda?- se indigna el pelado.
–¿Qué habrá visto en ese espantapájaros?- reitera la de rulos.
–Quizá son amigos y nada más y vinieron acá porque es más barato que ir a un café o un bar.- desexualiza la petisa, a media voz- No, no. Le besó la mano.- se corrige mientras su pareja bosteza mirando por la ventana.
–Cinco veces. Esa mujer debe ser cinco veces lo que ese pibe.- calcula el pelado.
–¿Qué habrá visto en ese espantapájaros?- insiste la de rulos.
El espantapájaros, en cambio, se levanta y le tiende su mano delgada a su pareja. Ella entrelaza sus dedos redondos con los de él y se van del bar.
–¿Me habrán escuchado?- se pregunta la petisa, casi en un susurro.
El flaquito y la gorda se fueron pero, así y todo, perduran en el barcito. Como fantasmas. Sus presencias siguen recorriendo a cada conversación.
–¿Hubo un terremoto recién o fue la gorda caminando nomás?- bromea un hombre y su pareja toma un sorbo de café.
–Ese pibe no era ningún gil.- dice el pelado.
–¿Por qué?- se interesa su novia.
Él sonríe. –Las gordas, en la cama, compensan su gordura.
La mujer lo mira sin entender.
–Yo creo que se conocieron en un centro de ayuda o contención para personas con problemas glandulares.- sostiene la petisa, volviendo a su primera hipótesis y cruzándose de brazos, satisfecha.
–Aunque esos dos teniendo sexo deben ser más ridículos que un elefante y una iguana cojiendo.- bromea el pelado.
–¿Qué habrá visto en ese espantapájaros?- reitera la de rulos.
Frunzo los labios. No sé qué le habrá visto, me digo. Por lo pronto, ellos fueron los únicos dos que se dieron cuenta que son las cuatro de la mañana. Y se fueron nomás, a entregarse, a complementarse, mientras el resto se queda burlándose de fantasmas.

46 comentarios:

Vespertine dijo...

El amor es ciego. No es cierto que las gordas entreguen más en la cama. Cualquier mujer puede entregarse completamente. Decían lo mismo de las morochas y ya se vió.

Si se aman y son felices, en buena hora. Un abrazo para esa pareja ficticia que me hace sentir identificado con mi espantapajaresitud.
Otro para vos, Donato, siempre me tenés al borde de la silla.

Gorda dijo...

Goooooordas al poder!!!! yeahhh!!!!

Félix dijo...

Groso. Yo quiero una gorda... :P

Lau dijo...

mientras unos critican otros disfrutan....hay tanta gente linda y sola.....

Saludos! :)

Lau dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Beatriz Fernández dijo...

Bonito relato...

Cuánto nos gusta criticar...y realmente muchas veces lo hacemos por pura envidia. Mientras la pareja no veía más que la persona que tenía al lado, los demás querían ver tanto que no se fijaban en quien tenían al lado...

Seguiré visitando este blog...

Silvina dijo...

Amamos criticar.

Alan dijo...

Todos tenían fija su atención en ellos dos. Incluidos ellos dos.

Mentalmente estúpida dijo...

Odio a ese tipo de personas. Cuando veo a una pareja así, me alegro en vez de burlarme...

y sí, el amor es ciego.

O tal vez la gorda fue la única que el flaco pudo conseguir.

Qué sé yo.

Nico dijo...

parejas asi son mi unica razon para hacer fotos. gracias por la imagen donato.

Anónimo dijo...

lo de "frunzo los labios" ya es una joda a nosotros los lectores, no?

Brida dijo...

La gente es asi de cruel muchas veces. Pero lo mejor de todo esto, es q x suerte aun hay gente q se elije a pesar de las apariencias externas. Seguro ellos dos se eligieron, realmente, x lo interno.

Y eso es lo mejor q te puede pasar.
Lo demas, es envase.

Lalo Banegra dijo...

Tiene un no sé qùé tan parecido a mi vida.
No tardé mucho en hacer oido sordo, y solo escuchar y regocijarme con la voz de mi mellado amado.

Paula dijo...

Cuando se aprende que en la vida hay cosas mas importantes que el aspecto físico es cuando realmente gozás.
La parejita lo entendió, el resto no, una pena. Espero más gente lo logre entender.
EN otro blog leia a un chabon en un poema esperando a la mujer de sus sueños, inteligente y bellisima... ¿cuando van a comprender lo que es realmente el amor?, lo que realmente importa y significa.. las realidades

Nadie dijo...

Mientras tanto la gorda y el flaco se cagaban de risa del pelado, la petisa y la de rulos.

¡Así es la cosa! Lo que para algunos es fantástico para otros es patético, y viceversa.

Donato dijo...

Es curioso también, si lo piensan...
Porque todos saltamos diciendo que el amor es ciego. Por ende, no concebimos que le puede resultar atractiva una mujer gorda o un hombre flaquísimo.
Creo que la nuestra es una forma políticamente correcta de hacer lo mismo que hace el pelado y la de rulos, ¿no?
Porque saltamos con lo de "se aman por lo de adentro, bien por ellos." De movida castramos el exterior. Como si no pudieran atraerse por ese motivo. Disculpamos su estética con su personalidad. Aunque lo hacemos muy correctamente.
Me parece, ¿no?

pecesplanos dijo...

Qué bueno, Donato.
Me recuerda a la obra "Gorda" que vi hace unos dias en el Paseo la Plaza.Seguramente sigue estando en cartelera, te recomiendo que la veas.

Paloma dijo...

"Con paciencia y con saliva,
se cogió el elefante a la hormiga".

Preguntale al otro cómo compensan la pelada.

Tan divertido y cruelmente realista como siempre.

Pescáu dijo...

Es cierto, nosotros seguimos aqui comentando los fantasmas, aun cuando a lo mejor seamos buenos candidatos, ¿no?
Sin ir más lejos: yo soy gordo y pelado, y sin embargo ando con minas una mejor que la otra.

Pablete! dijo...

Hola Donato, Genial el post, me rei mucho!! El amor no es ciego, ni tonto, el flaco sabia lo que hacia y de los atributos de su gordis seguro.. gustos son gustos.. a el flaco le gusto la gordi y a la otra el pelado o la petisa.
Te invito a mi blog www.cityfrick.com.ar se que te va a gustar, saludos a todos

lucila dijo...

"la constante de la humanidad es la inconstancia de humanidad"

No me canso de leerte, y tenés razón, todos somos el pelado, la de rulos y la petisa.

Y para variar, un final magistral.

Pea dijo...

que onda este tema, me persigue ... en la tele hablaban de que las gordas son mejores en la cama.
Vaya a saber una ... no tengo idea y no creo que la vaya a tener
las vueltas de la vida eso si, son impredecibles a veces.

Celes dijo...

Dicen que las gordas son buenas en la cama

Conocidos míos dicen que si ven a una gorda desnuda no se les para


Yo con un gordo no estaría, por las mismas razones que mis amigos pero en femenino, se entiende?

saludos!

Mena dijo...

Wow...yo una vez ví un documental sobre qué nos atrae desde el punto de vista biológico:las mujeres buscamos hombres de hombros grandes y cintura más fina,porque entonces saldrían niños más saludables,y que los hombres buscaban una mujer con curvas y caderas y pechos pronunciados para ser una mamá polenta,entre muchas otras cosas...

Yo pensé que nunca iba a salir con un gordito y sin embargo,debo decir que estaba muuuuy equivocada.
En fin.

Saludos,Donato.

Jean Paul dijo...

Cuantas veces me he quedado ríendome de los fantasmas de un tercero, para no aceptar mi realidad...
Congratulations. ¿Che, no te dieron ningún premio?

Donato dijo...

Me dieron premios en un par de blogs, pero no sé muy bien cómo es la onda.

María Luz dijo...

Hola, Donato! Me encanta tu blog. Siempre lo leo aunque no comente mucho... Seguí escribiendo así, que lo hacés muy bien.
Besos!!

Sophie dijo...

Ey!!!! volví de vacaciones y veo que aún no retiraste el premio que te dejé en mi blog?? snif...
Hacé CLICK ACÁ para pasar a buscarlo, entrá con confianza derechito hasta el fondo que siempre hay alguien para atenderte ;-)

Besos

PD: Después paso con más tranquilidad y leo los post atrasados... es que me estoy poniendo al día con las visitas y demás cuestiones sociales :-)

Sil.* dijo...

Genial Donato!! Resumiste de alguna manera la asquerosa condición humana que sacamos a relucir cuando nos molesta que dos tipos se amen. Resumiste además, como, cuando los posibles defectos de otros nos apretan, nos defendemos con palabras tan despectivas como nuestras actitudes. Los fantasmas que quedaron y que siempre estuvieron solo fueron de los clientes del barcito, no de la pareja.

Besos Donato!
Sil

Leelee Melody dijo...

la gente es medio prejuiciosa

Jor dijo...

Muchos tienen un pedo en la cabeza...


Se ve que no conocen lo que es el amor...

seguidor dijo...

¡muy bueno, Donato! :-)

Benjuí dijo...

El canon estético de cada época nos nos pasa por encima y deja nuestro cerebro prácticamente inservible para lo que no sean lugares comunes.
Tú bien lo sabes. Y lo cuentas mejor aún.

florecita dijo...

exquisito relato
como siempre

Graciela dijo...

es todo un tema: siempre nos guiamos por lo que vemos a primera vista, entonces buscamos que sea hermoso/a, escultural,etc. pero luego empezamos a tratar con esa persona y lo que nos termina de conquistar es lo que tiene para brindarnos, o sea su interior.... disiento con cele, yo no soy una modelo, tengo mis kilos de más y la verdad que eso no significa que no pueda exitar a ningún hombre, hay cada diosa que cuando abre la boca más de un hombre debe perder las ganas y se debe decaer pensando mejor que se quede calladita..... en la variedad está el gusto y si a todos nos gustara lo mismo qué sería de nosotros.... excelente relato!!!!

Cecilia Fernandez dijo...

El amor no es ciego directamente no necesita mirar a quién ama...

pero...

El medio y la presión social hace que creamos que lo correcto es que en la pareja encaje la belleza, la contextura física o la apariencia y se intentan buscar patrones para comparar, relacionar y emparentar a las personas... una idiotez pero de la que pocos se salvan... la posmodernidad nos devora y es una realidad... en pocas palabras...
una mierda!

Cecilia Fernandez dijo...

Ojo... una mierda la sociedad no el post!aclaro por las dudas... Je

toi, anais dijo...

Donato, tanto tiempo. La verdad es que sus posts están tan llenos de verdades cotidianas que da gusto leerlos.

A bientôt!

Rossana dijo...

Muy bueno. No quedó nadie sin representar, la petisa, la de rulos, etc. Mmm. La condición humana...Nosotros a veces hablamos porque tenemos boca y cuerdas vocales, pero de cerebro...mmm, nada y de corazón, menos...Necesitamos a tu viejito...Todos necesitamos uno. ¿Qué hubiera dicho el viejito desde el hombro? Saludos

katza dijo...

A mi todas estas cuestiones esteticas solamente me duelen.
Ya no debato sobre ellas-
Obviamente, porque estoy afectada por ellas.No soportaria esos comentarios, por lo cual preferi tomar la desicion de retirarme de la vida sexual de a dos,o mas.Me supera.
Cuando reencarne en otro cuerpo o en otra cultura con diferentes patrones, volvere.He luchado contra esta enfermedad sin resultado por años, sin ley que nos ampare, y con todo este horrible marco discriminatorio...digamos que tire la toalla.
ah, los castings son paraz inbeciles, no soportaria una humillacion mas.
aclaro que no soy hiperobesa.

Onirica dijo...

Yo soy un fantasma... le gente me mira por la calle y en los telos cuando hay gente esperando porque mi novio teien 15 años mas que yo y se nota. y me re chupa un huevo.

Minerva dijo...

Mmmm, interesante observación, seguramente entre sí vieron algo mucho más profundo que las diferencias físicas ... a veces lo realmente bueno puede venir en empaques a los cuales uno ni les presta atención.

Un saludo!

Wonder woman dijo...

Me encantó cómo utilizaste los estereotipos en las descripciones.
Y no sólo de la gorda y del flaco, sino el pelado, la de rulos, la petisa... y podrías agregar el rengo, el tartamudo, el del peluquín, la culona, la tetona, la anteojuda, etc.
Siempre existe la tendencia a descalificar al otro.
Muy bueno cómo tomaste el tema de la crítica de los otros "adjetivados" hacía el chivo expiatorio más obvio.
Me encantó.
Besos.

Juan dijo...

Que hable la gilada...

Chechu del viejo San Telmo dijo...

"No sé que le habrá visto"... como explicar "ese no se qué" tan lindo que hallamos en alguien, más allá de lo que todos o muchos ven...

Mis saludos para usted, Donato

LadyinBlack dijo...

Muy pero muy lindo lo escrito!, me gustó mucho pasar por acá... En cuanto a la historia, creo que a veces algunos fijan su vista en otra gente, para no mirarse ellos mismo... Saludos!